Caen presuntos implicados en crimen de adolescente

Dos mujeres y un adolescente fueron detenidos ayer de tarde en el barrio San Gerardo de Pedro Juan Caballero bajo sospechas de estar involucrados en el rapto y posterior asesinato del joven Alex Ziole Areco Aquino (14), cuyos restos, supuestamente, fueron hallados en un barril hacia el lado brasileño.

Agentes de Investigaciones de Amambay verifican el interior de la residencia donde fueron detenidos los tres sospechosos.
Agentes de Investigaciones de Amambay verifican el interior de la residencia donde fueron detenidos los tres sospechosos.

PEDRO JUAN CABALLERO (Cándido Figueredo Ruiz, de nuestra redacción regional). Las detenidas son Denise Clavel Pimentel –quien quedó nuevamente en la casa con resguardo policial debido a que está con un cuadro de dengue– y su hermana Diana Clavel Pimentel Acosta, quien, según los investigadores, sería la pareja el autor material del presunto alevoso crimen, identificado como Genaro López Martínez, brasileño de 24 años, actualmente prófugo. El tercer detenido en el procedimiento es un joven de 16 años. Todos ellos ya se encuentran a cargo de la fiscala Sandra Díaz, según informaron.

Los investigadores señalan que, semanas atrás, Alex propinó una golpiza a un joven que, según los agentes, sería el que fue demorado ahora. A causa de ese incidente, Genaro habría planificado el brutal asesinato para vengar a su cuñado. Aparentemente, el sábado 23 de noviembre último alguien lo llamó a Alex por teléfono, y quedaron encontrarse en algún punto del barrio Jardín Aurora, donde fue interceptado por desconocidos y llevado a bordo de una camioneta que, supuestamente, estaba escoltada por un automóvil Volkswagen Gol blanco. Esa fue la última vez que lo vieron con vida.

Tras la denuncia de su desaparición, efectivos policiales iniciaron la búsqueda del joven; sin embargo, lo único que encontraron fue su motocicleta, que fue arrojada en una zona boscosa.

En la mañana de ayer, vecinos encontraron unos restos, que serían de la víctima, en un barril de plástico a la vera de un camino dentro del territorio brasileño, a 500 metros de la frontera. El cuerpo estaba totalmente putrefacto, excepto una de las manos, lo que aparentemente permitió que uno de sus allegados lo reconociera.

PUBLICIDAD

Los agentes allanaron la casa ubicada en el barrio San Gerardo, donde arrestaron a los sospechosos y recogieron una gran cantidad de evidencias, incluido el Gol blanco.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD