Guardia mató para evitar que jueza lo exponga por utilizar droga, dicen

HERNANDARIAS (De nuestra redacción regional). El centinela Wilson Miguel Scappini Villalba (28) confesó que asesinó a la jueza de Hernandarias Diana Eveline Mereles Duarte (38), solo para evitar que la misma descubriera que él se estaba drogando en su lugar de trabajo, según la imputación presentada ayer a la tarde.

Fiscala Natalia Montanía, quien investiga el caso.
Fiscala Natalia Montanía, quien investiga el caso.Archivo, ABC Color

El joven, quien confesó la autoría del alevoso crimen, es un personal contratado del Poder Judicial y se desempeñaba como guardia de seguridad en dicho juzgado.

La fiscala Natalia Montanía, quien investiga el caso y ya imputó y pidió la prisión preventiva para Scappini, hizo una descripción detallada de cómo sucedieron los hechos, a partir de la declaración del presunto autor y de las imágenes captadas por cámaras de circuito cerrado del lugar.

Conforme a esos datos, el joven se estaba drogando en su lugar de trabajo en la tarde del sábado y además recibió la visita de dos trabajadoras sexuales. En un momento dado, la magistrada se habría comunicado con el guardia porque se cortó la energía y le dijo que se iba a retirar del recinto.

Como el joven estaba a punto de ser descubierto con su droga, interceptó a la magistrada en el pasillo, le roció con el extintor y allí se inició un forcejeo hasta que el custodio tomó una piedra y le dio un fuerte golpe en la cabeza, lo que le provocó la muerte a la jueza.

El autor confeso aseguró que voces extrañas le motivaron a cometer el hecho, lo que confirma que estaba alucinando. Tras cometer el homicidio, el joven se habría apoderado de dinero que estaba en la cartera de la víctima y huyó.

Las dos trabajadoras sexuales que estuvieron en el juzgado en el día del crimen también fueron detenidas al igual un adolescente que recibió como empeño un teléfono celular que le entregó Scappini. Tras reunir los elementos, la fiscal Montanía imputó por homicidio doloso agravado al guardia de seguridad, quien intentó suicidarse en su celda, según se informó.

La jueza civil de Hernandarias, Diana Eveline Mereles Duarte, fue asesinada el sábado último al salir de su despacho. El crimen causó conmoción no solo en la comunidad jurídica de la zona sino a toda la ciudadanía. La Corte Suprema incluso declaró duelo judicial. Las oficinas del juzgado de Hernandarias fueron reabiertas ayer.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD