Ataque de barrabravas a policías pudo terminar en una masacre

El ataque de miembros de la barra brava del club Sportivo Luqueño a policías que los escoltaban hasta su ciudad, registrado el domingo de noche en la rotonda de acceso a Luque, pudo haber terminado en una masacre, ya que, sin motivo aparente, los hinchas dispararon a matar contra los agentes, tres de los cuales resultaron heridos. Hoy la fiscalía presentará imputaciones.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2003

Cargando...

El fiscal de la Unidad Especializada de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Christian Bernal, anunció ayer que presentará imputación contra los jefes de la barra brava, que fueron identificados en un informe policial que detalla el enfrentamiento.

Asimismo, de cara al próximo campeonato, el Ministerio Público, la Policía y la Asociación Paraguaya de Fútbol (ÁPF) podrían establecer un severo castigo a los luqueños, ya que no fue el primer incidente que protagonizan, aunque este sí resultó ser el más grave.

Uno de los afectados, el jefe de Policía del área Metropolitana, comisario principal Carlos Ozuna, recordó que el irracional ataque se produjo el domingo alrededor de las 21:20, en la rotonda de acceso a la ciudad de Luque.

Una dotación compuesta en total por 40 agentes, entre orden público y antidisturbios, escoltaba un convoy de ocho buses, 40 motocicletas y 20 automóviles y camionetas de los hinchas del club Sportivo Luqueño, que partió desde el estadio del club Libertad, en la avenida Artigas de la capital.

Todos los colectivos que transportaban a los barrabravas de la facción “Chancholigans” Sportivo Luqueño se detuvieron cerca del parque Ñu Guasu y, sin motivo aparente, los fanáticos radicalizados empezaron a atacar a los uniformados con piedras, petardos y hasta con armas de fuego.

El comisario Ozuna dijo que inmediatamente ordenó bloquear el tránsito, para evitar que los transeúntes ocasionales resultaran heridos.

“Ellos eran como 500 y nosotros estábamos entre 40 policías. No entendemos por qué nos atacaron, si nosotros solo estábamos cuidando que llegaran tranquilos a sus casas”, declaró Ozuna.

En el tiroteo resultó herido en el muslo izquierdo el oficial 1° Óscar Miguel Heurich Páez, quien ahora ya se encuentra fuera de peligro. También sufrió lesiones el comisario principal Guillermo Gómez, jefe de la comisaría 9ª Metropolitana, y el suboficial ayudante Diosnel Sotto. Todos fueron atenidos inicialmente en el Hospital de Policía “Rigoberto Caballero”.

Hinchas asesinados en 2014

- 21 de octubre: Alexis Sebastián Lezcano Torres (18), de Cerro Porteño, en Fernando de la Mora.

- 26 de agosto: Cristina Soledad Ayala (20), de Cerro Porteño, en Asunción.

- 19 de junio: Christian Diosnel Ávalos Garay (21), de Cerro Porteño, en Asunción.

- 24 de marzo: Lucio Arturo Mequer Portillo (19), de Olimpia, en Luque.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...