Brasileño vinculado a compra fraudulenta

Un hecho por demás llamativo en el caso que involucra a Jair Frasson con una carta de amenaza de muerte por tema de tierras en el Chaco, es que el ciudadano brasileño ya cuenta con antecedentes por otros presuntos negociados con propiedades del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) de los cuales ABC Color se hizo eco ya el año pasado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6QBGXZNRSJEOVEG257CMO5CIIU.jpg

En efecto, el brasileño Frasson estuvo involucrado en la supuesta compra fraudulenta del Lote Nº 25 de la Colonia Kuarahy Retã, distrito de Fuerte Olimpo, departamento de Alto Paraguay.

Dicho lote se había adjudicado y vendido a Diego Rafael Perito Salinas (quien no puede ser beneficiario), en el 2011, bajo la presidencia del Ing. Marciano Barreto en el Indert, por la irrisoria suma de G. 84 millones. Y Diego Perito luego transfirió la citada tierra, pero ya por 320.000 dólares americanos, a la empresa inmobiliaria Fraisa-Frasson Agroindustrial SA, propiedad de Jair Frasson.

Durante la investigación periodística realizada por nuestro diario en 2011, se demostraron groseras irregularidades en el proceso de otorgamiento de las referidas tierras del Indert a Diego Perito, tales como adulteración de documentos, falsificación de firmas, violación de la ley del Indert, entre otras.

PUBLICIDAD

Aun así la propiedad fue transferida al brasileño Jair Frasson quien, según trascendidos en el Indert, ya tendría cerca de 100.000 hectáreas en el Chaco, todas producto de supuestos negociados con propiedades fiscales. Es por eso que llama poderosamente la atención que Jair Frasson (según su testimonio ante la fiscalía) haya sido el “vehículo” para hacer llegar la carta de amenaza de muerte a nuestra redacción.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD