Caen colombianos que “convertían” cocaína en carbón para enviar a Siria

Una estructura criminal integrada por tres colombianos que pretendía remesar “cocaína negra” a Siria fue desbaratada en Yaguarón. Los narcos intentaron disimular la droga como carbón a través de procesos químicos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XDT3ZCXYSBG2XFUVQTSLPFQ6WI.jpg

Uno de los detenidos fue identificado como Néstor Enrique Guzmán Reyes (55 años), a quien se lo conoce como “El químico”, ya que era el encargado del laboratorio clandestino que habían montado en una pequeña hacienda que compraron en la compañía Ñuatí Guazú, distante unos ocho kilómetros del casco urbano de la ciudad de Yaguarón, departamento de Paraguarí.

Mientras que lo otros aprehendidos son Armando del Cristo Tejada Guerrero (75) y José Reinaldo Guzmán Reyes (57), también colombianos.

Estos últimos serían los encargados de generar los contactos para el envío de grandes cantidad de droga a Siria, donde el valor actual de la cocaína oscila entre los 70.000 a 80.000 dólares el kilo, informaron voceros de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

PUBLICIDAD

De acuerdo con los investigadores, la presencia de estos narcos colombianos fue detectada hace un par de años en el país. Sin embargo, recién en enero pasado comenzaron a instalarse en la zona de Yaguarón, en una pequeña hacienda.

Desde el lugar comenzaron a realizar gestiones para crear una empresa exportadora supuestamente de carbón vegetal, la cual iban a utilizar para efectuar las remesas al país del Oriente Próximo, con costas sobre el Mar Mediterráneo.

Fue en ese momento que los agentes de la Senad nuevamente detectaron a los narcos y aparentemente uno de los investigadores se infiltró en la organización criminal simulando ser un ejecutivo capaz de montar la empresa con todos los contactos posibles para realizar las exportaciones.

Gracias al agente infiltrado en la organización se pudo averiguar que Guzmán tenía la fórmula para simular la droga como carbón, utilizando varios productos químicos altamente tóxicos, como la brea antihumedad, entre otros, a más de polvo de carbón vegetal.

La promesa de Guzmán era que con este proceso no habría forma ni examen químico capaz de detectar la droga. Sin embargo, únicamente él manejaba la formula, por lo que debía acompañar los envíos para poder rever el proceso y de esa forma obtener nuevamente una cocaína pura para ser comercializada en el país de destino.

Según nuestras fuentes, el primero de los envíos de prueba debía ser de 30 kilos. Si la “cocaína negra” llegaba a destino, iban a enviar otros 200 kilos cada mes.

No es nuevo

Aunque en nuestro país este tipo de hallazgo es inédito, la “cocaína negra” ya fue detectada previamente en Colombia y Perú.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD