Capturan nave boliviana con cerca de 300 kilos de cocaína en San Pedro

Una avioneta boliviana que transportaba cerca de 300 kilos de cocaína fue incautada ayer a poco de aterrizar en una pista de la estancia Guillermina de la compañía Paso Tuna, localizada en el distrito de Lima, departamento de San Pedro.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3SQJDOZFHBE7VKRIK5W3P4TLOY.jpg

La mayoría de los narcotraficantes huyeron en medio de un tiroteo, a excepción del presunto dueño, quien fue capturado.

COMPAÑÍA PASO TUNA, Lima, departamento de San Pedro (Omar Acosta, corresponsal).La avioneta confiscada en el operativo es una Cessna 210 con matrícula boliviana CP-2657, y resultó detenido Genaro Giménez Ferreira, oriundo de Pedro Juan Caballero y presunto dueño de la cocaína incautada.

El operativo, denominado “Alcón 1”, a cargo del fiscal Marcelo Pecci y agentes especiales de la Senad con apoyo de una aeronave de la Fuerza Aérea Paraguaya, tuvo lugar en el referido establecimiento ganadero, situado a orillas del río Aguaray Guazú y a unos 20 kilómetros al este del “cruce Lima” de la Ruta III. Su propietario es el general (SR) Carlos Egisto Maggi, quien afirmó a los intervinientes que desconocía las actividades de los narcotraficantes. El militar retirado es padre del político Carlos Manuel Maggi Rolón, perteneciente al movimiento “Honor Colorado” de Horacio Cartes y elegido hace poco candidato a diputado de San Pedro por su partido.

Fuentes antidrogas refirieron que manejaban datos referentes sobre el aterrizaje en la estancia de numerosas aeronaves de origen boliviano y que transportaban grandes cantidades de cocaína.

De acuerdo a las informaciones, era el capataz del establecimiento, Faustino Martínez, quien arrendaba la pista a los narcotraficantes.

Los agentes de la Senad y el fiscal Pecci efectuaron un trabajo de inteligencia previo y tras corroborar los datos necesarios aguardaron el arribo de la avioneta, ocultos en sitios estratégicos.

Cuando la aeronave aterrizó y los narcotraficantes se acercaron para descargar la droga, los intervinientes los rodearon, con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea.

Tiroteo y fuga

Al verse cercados, los narcotraficantes, entre ellos el capataz, cubrieron su fuga con un tiroteo hasta que lograron alcanzar un monte cercano, donde se ocultaron. No obstante, los agentes pudieron atrapar a Giménez Ferreira, sindicado como el dueño de la droga y quien habría brindado apoyo logístico a los fugitivos.

Cuando el fiscal Pecci autorizó el cateo de la avioneta, los agentes procedieron a abrir la puerta y revisar su interior, donde hallaron 11 bolsas cargadas con varios “panes” de cocaína.

También se requisaron aparatos celulares, un radio transmisor y otro de base, como así también elementos para reabastecer de combustible a las avionetas, y una deslizadora.

“Ellos traían la cocaína desde Bolivia y una vez que aterrizaba la avioneta, los traficantes descargaban la droga y la transportan a pie hasta el río Aguaray Guazú. Allí la colocaban en la deslizadora, que los transportaban a través del río Jejuí Guazú hasta llegar a su desembocadura con el Paraguay. El destino final de la droga era Brasil”, explicó el fiscal Pecci.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.