Extraditada por plagio, presa

María Alejandra Neyra, una de las imputadas por el secuestro de Dalia Scappini, llegó ayer a nuestro país, extraditada desde la Argentina, y está presa en la cárcel del Buen Pastor.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1995

Cargando...

La ciudadana argentina se abstuvo de declarar ante el fiscal de la Unidad Antisecuestro del Ministerio Público, Federico Delfino.

Tras este procedimiento de rigor, la jueza penal de garantías, Lici Sánchez, llevó a cabo en la tarde de ayer la audiencia de imposición de medida y resolvió remitir a Neyra al Buen Pastor.

La extraditada se encuentra imputada, junto a otras siete personas, por los hechos punibles de secuestro, extorsión, extorsión agravada, asociación criminal y privación ilegítima de libertad, por el plagio de la contadora Dalia María Scappini Campos, hecho que ocurrió el 30 de agosto de 2011.

La Fiscalía aduce que Neyra era una de las personas que se encargaron de custodiar a Dalia durante su cautiverio. Además, habría ayudado a los miembros de la banda para su traslado a la ciudad de Itauguá, segundo lugar a donde fue llevada la víctima.

Su pareja, Víctor Amín Aquino (paraguayo), llegaba a nuestro país anoche, también proveniente de Buenos Aires, donde al igual que Neyra cumplió una pena por el robo de una cartera en la vía pública y fue sujeto también al proceso de extradición.

El padre de este, Víctor Aquino Domínguez, también debe ser extraditado desde la Argentina, aunque todavía no se finiquitaron los trámites judiciales.

En este caso, siguen prófugos Mabel Karina Martínez y Francisco Aquino Andrada; mientras que Genaro Vidal Blaires, Benito Luis León y Julio César Fernández Müller (presos en Tacumbú) aguardan la realización de su juicio oral y público.

Según el Ministerio del Interior, Dalia fue liberada sin el pago del rescate, pese a un primer pedido de US$ 1.200.000 y a una “rebaja” de US$ 500.000.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...