Fiscalía apela fallo que serviría para “blanquear” a traficantes de droga

El Ministerio Público apeló la sentencia de un tribunal que dejó como peligroso precedente que para la comisión del hecho punible de tráfico de estupefacientes, el acusado tiene que estar inscripto como importador o exportador. La Fiscalía teme que el criticado fallo pueda ser usado en juicios orales en puerta, para favorecer a “peces gordos” del negocio de la droga.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

En el escrito presentado ante la Cámara de Apelación, la fiscala Gilda Villalba sostiene que las juezas Eva De Witte y Lourdes Sanabria realizaron una interpretación errónea de la ley.

Las magistradas, en un juicio oral, condenaron a Zulma Celestina Penayo a tres años y seis meses de cárcel, por tenencia sin autorización de estupefacientes. Sin embargo, llamativamente descartaron el hecho punible de tráfico.

De Witte y Sanabria dijeron que para el tráfico, “el eventual participante de la comisión de este hecho punible debe revestir la calidad de importador o exportador y que la ley exige que se tenga esa calidad jurídica con anterioridad al delito”.

El Ministerio Público considera que las magistradas hicieron una peligrosa interpretación de la ley a favor de la acusada. Incluso, el fallo puede servir de precedente para que procesados por tráfico de droga puedan usar para su “blanqueo”.

El artículo 26 de la Ley 1340/88 (Que reprime el tráfico ilícito de estupefacientes...) no limita la aplicación de la sanción, según la fiscalía, cuya postura es contraria a la de las juezas.

“La citada norma tiene por objeto sancionar a todas aquellas personas que realizaren actividades tendientes a remitir al extranjero o introducir al país sustancias estupefacientes, drogas peligrosas o productos que las contengan, como así también materias primas o cualquier producto que las contengan...”, dice una parte del escrito de apelación.

El Ministerio Público pide a la Cámara que reenvíe la causa a un nuevo tribunal de sentencia, para la correcta imposición de la pena.

La fiscalía solicitó cuatro años y nueve meses de cárcel para la acusada.

Según la acusación, Zulma Penayo intentó traficar cocaína a España. La mujer fue detenida en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi el 19 de setiembre de 2012. Tenía 28 cápsulas de cocaína en el estómago.

La jueza Elsa García, otra integrante del Tribunal, votó en disidencia.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...