La denuncia y un testimonio llamativo

Este caso se inició cuando la adolescente de 15 años sufrió una brutal agresión en la tarde del viernes 13 de enero pasado en Pedro Juan Caballero, tras lo cual fue derivada al hospital regional de la ciudad, de donde fue trasladada esa misma noche al Hospital de Trauma de Asunción, por la gravedad de las lesiones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YVJ7JX5DO5ARJKG4E63KC6EMWI.jpg

Cargando...

La supuesta agresora y su pareja escaparon presumiblemente hacia el Brasil ese fin de semana, aprovechando la lentitud de la fiscalía, que tardó en ordenar la detención de la pareja sospechosa, según informaron en aquella ocasión.

Una hipótesis que manejaron los investigadores es que Lorena Delvalle habría golpeado brutalmente a su “criadita”, luego le rapó las cejas y parte de la cabeza y no contenta con eso la obligó a tragar soda cáustica, al enterarse de que su pareja había abusado de la adolescente.

La víctima llegó a superar la grave situación en el Hospital de Trauma.

El 10 de marzo, en una llamativa declaración que brindó en el nosocomio ante el juez Édgar Ramírez, la joven declaró que intentó suicidarse.

“Ella misma preparó el líquido, mezcló soda cáustica con lavandina y agua e ingirió por su propia voluntad” dijo el juez Ramírez a medios de prensa de Pedro Juan Caballero.

Añadió: “Supuestamente, pretendía suicidarse por una infidelidad. El juez agregó que la menor de edad “asegura que no fue violada y que mantenía una muy buena relación con sus patrones”. Sin embargo para el Ministerio Público no convence esta versión e investigan si la joven no fue víctima de amenaza para brindar ese testimonio.

Los delitos imputados a Lorena Delvalle y Anderson Ríos tiene una expectativa de pena de 20 años de cárcel.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...