Milita desde la “banda de Choré”

Lucio Silva, quien este jueves cumplirá 54 años, ahora es sospechoso de integrar una facción del EPP que el miércoles de siesta se enfrentó a un contingente policial en el asentamiento Núcleo 6 de la localidad de Arroyito, distrito de Horqueta, aunque a pocos metros de su casa situada en Núcleo 5.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NKLL77NQJVCARG2SU35NB3LAKA.jpg

Silva es un exconvicto que militó en la famosa “banda de Choré”, que intentó robar G. 2.500 millones de la bóveda del Banco Nacional de Fomento (BNF) de dicha ciudad.

Una información sobre movimientos extraños registrados en una vivienda ubicada detrás del predio del BNF de Choré alertó a efectivos de la comisaría local a montar una minuciosa vigilancia, el 15 de diciembre de 1997.

Un allanamiento posterior detectó que un túnel de unos 80 metros de longitud cuyo origen se encontraba en una de las piezas de la casa –arrendada de Felipe Nery Bogado– llegaba entonces hasta el baño del ente bancario.

La gavilla desarticulada estaba integrada por militantes del entonces movimiento Patria Libre, como Alcides Oviedo Brítez y su esposa Carmen Villalba, condenados por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi; Gustavo Lezcano Espínola, sentenciado por el plagio de Cecilia Cubas Gusinky; Gilberto Chamil Setrini Cardozo, presuntamente fallecido, además del propio Lucio Silva, quien tras su captura fue hospitalizado, pero luego liberado a raíz de una sugestiva intervención de la Corte Suprema de Justicia.

A Lucio Silva se le atribuyó también cierto grado de responsabilidad en el secuestro de María Edith Bordón de Debernari y fue otra vez investigado por el caso Cecilia Cubas, aunque su última detención data del 23 de junio de 2006, en Puentesiño, Concepción, por un caso de violación, conforme a los datos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD