Policías sitian Bañado Sur en busca de asesinos de una niña y de su tía

La Policía sitió ayer un sector del Bañado Sur, cerca del vertedero de Cateura, en busca de cuatro jóvenes sospechosos de liderar el ataque a tiros el 23 de febrero pasado en el que murieron una niña de ocho años y una tía de la criatura. El motivo de la disputa sería el control del tráfico de drogas entre los bañadenses originarios y los chacariteños que migraron a la referida zona.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SDMQS3W5BFE23PPWJJIKAIZL4Q.jpg

Los seis allanamientos y una verificación de una propiedad fueron ejecutados por policías del departamento de Homicidios, con supervisión de la fiscala María Irene Álvarez.

Los objetivos del equipo investigador eran los hermanos Alcides Galeano Torales (de 26 años) y Arsenio Galeano Torales (21), así como los otros hermanos Luis Carlos Ríos Da Rosa (27) y Ángel Juliano Ríos Da Rosa (21), quienes sin embargo no pudieron ser localizados ya que habrían escapado antes de la irrupción de la comitiva, en medio de la fuerte tormenta que caía al amanecer.

Los cuatro jóvenes serían los cabecillas del grupo de bañadenses originales que en la tarde del 23 de febrero pasado atacaron la casa de una familia de la Chacarita que se había mudado al lugar, luego de la construcción de la avenida Costanera de Asunción.

PUBLICIDAD

En el sangriento ataque, murieron una niña de ocho años y resultaron heridos otros seis familiares, entre ellos la tía de la criatura, Patricia Mabel Ríos (23), quien a su vez falleció el 4 de marzo pasado en el Hospital de Trauma (ex Emergencias Médicas).

En los últimos dos años la rivalidad entre los bañadenses y chacariteños se tornó tan sangrienta que ya arrojó varios otros fallecidos.

El problema principal radica en que los chacariteños que migraron al Bañado Sur de a poco empezaron a acaparar la venta de crack, negocio que antes era monopolizado por los distribuidores nacidos en el lugar.

El procedimiento de ayer arrojó un detenido, que resultó ser un adolescente de 16 años, que sería integrante de la turba que mató a la criatura y a la joven. El chico tiene una herida de puñal reciente en el estómago.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD