Rescatan 292 kilos de cocaína de una fosa en estancia de La Patria

Un cargamento de 292 kilos de cocaína colombiana fue incautado en el Chaco por agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), quienes localizaron la “mercancía” enterrada en el corral de una estancia abandonada en la localidad de La Patria, departamento de Boquerón. Los antidrogas llegaron al “polvo blanco” luego de interceptar una comunicación entre los miembros de una red internacional de narcotraficantes, cuyo laboratorio había sido desmantelado hace tres semanas en la zona de Palmar de las Islas, departamento de Alto Paraguay, a 23 kilómetros de la frontera con Bolivia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/22DKO65JKNFMTLDMJPGYWJ43DE.jpg

El operativo de decomiso de los 292 kilos de cocaína se inició el domingo último, luego de que la Senad interceptara una comunicación por radio en la que un piloto reveló a los peones de la organización criminal dónde había escondido el cargamento.

La droga, que es de alta pureza y de origen colombiano, tenía que haber sido descargada en una pista clandestina de 1.000 metros de largo, cerca del laboratorio de procesamiento que funcionaba en la zona de Palmar de las Islas, Chaco, a 23 kilómetros del Hito VI, uno de los puntos limítrofes con Bolivia, que a su vez se sitúa a unos 850 kilómetros al norte de la capital Asunción.

Sin embargo, el piloto que traía el “polvo blanco” desde Colombia, con una escala en Bolivia, tuvo que desviar el curso de la nave al ser alertado de que la Senad había desmantelado dicho laboratorio el sábado 8 de febrero pasado.

PUBLICIDAD

En aquella ocasión, los antidrogas habían notado que el laboratorio estaba equipado con un generador eléctrico, tres hornos microonda y 50 moldes para procesamiento de cocaína. También contaba con numerosos productos químicos precursores de la cocaína, como 500 kilos de fenacetina, nueve kilos de supuesta pasta base, 1.000 litros de acetona, 240 litros de éter y 60 litros de ácido clorhídrico.

Este procedimiento derivó en la detención de dos peones de la banda, Herminio Hugo Pereira Amarilla (34) y Carmelo Aníbal Rojas Galeano (33), quienes fueron sometidos a un exigente interrogatorio, hasta que revelaron algunos detalles de cómo operaba la estructura.

Seguimiento

Tras varios días de rastreo, finalmente el domingo último la Senad pudo descifrar la comunicación entre el piloto y sus cómplices.

El aviador transmitió por radio la localización de la fosa, que había sido cavada en un corral de la estancia “Los Hijos”, de La Patria, situada a la altura del Kilómetro 604 de la ruta Transchaco, 227 kilómetros al sur del laboratorio de Palmar de las Islas, donde debía bajar originalmente.

Con estos datos, un equipo encabezado por el propio ministro de la Senad, Luis Rojas, fue a rescatar la cocaína, que estaba dividida en 270 panes, guardados en nueve bolsas distintas, cada una con un color identificatorio a cada dueño a quien debía llegar la carga.

Ayer, las evidencias fueron traídas a la base de la Senad, en Asunción, donde fueron exhibidas.

Organización internacional

Según las antidrogas paraguayos, la sustancia capturada en el Chaco corresponde a un cargamento de una organización internacional integrada justamente por colombianos, bolivianos, paraguayos y brasileños.

La Senad supuestamente ya cuenta con la identidad de los financistas, pero hasta anoche preferían mantenerla en reserva, para preservar el curso de la investigación.

Uno de los presuntos integrantes de la red, el boliviano Remberto Cuéllar Suárez, fue hallado muerto y su cuerpo abandonado dentro de un ataúd, el 28 de enero pasado en el kilómetro 600 de la Ruta Transchaco, a cinco kilómetros del punto donde se llevó a cabo esta operación.

Conforme a los datos recabados, el boliviano era uno de los pilotos del grupo, pero tras su muerte accidental sus cómplices dejaron su cadáver.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD