Mirador de Itapytãpunta se va cayendo y prevén obras

El barrio Itapytãpunta de Asunción está perdiendo su mirador, pues con el deterioro que ha sufrido con el paso de los años, su estructura se va cayendo y ahora el sitio está clausurado ante un peligro de derrumbe. La Municipalidad trabaja en un proyecto, que recién se ejecutaría el año que viene.

Alumnos hicieron el trabajo de la Comuna y fueron a limpiar el lugar; sin embargo, expusieron sus vidas ante la falta de control.
Alumnos hicieron el trabajo de la Comuna y fueron a limpiar el lugar; sin embargo, expusieron sus vidas ante la falta de control.

El mirador de Itapytãpunta, ubicado al final de la calle Dr. José Montero, ha sido clausurado por la Municipalidad de Asunción ante el peligro que representa el mal estado de su estructura. Pese a ello, hay niños que siguen jugando en el lugar. Incluso, ayer un grupo de alumnos fue a limpiar el área como proyecto de clases.

El problema ya viene de varios años atrás y el estado de abandono en general del lugar es casi “tradición”. Sin embargo, la Comuna decidió clausurar el sitio este año, luego de un informe de su propia Dirección de Obras Municipales.

El director de la dependencia, Antoliano Benítez, explicó que la estructura fue construida hace unos 20 años. “Con el paso del tiempo y el tipo de suelo, que es un acantilado bastante alto, es una formación rocosa, va erosionando. Tiene una característica que aparentemente es sólida, pero a medida que va avanzando el agua, cede”, comentó.

PUBLICIDAD

Describió que ahora las vigas quedaron como flotando y por ello recomendaron cerrar el acceso a la gente. En el mirador ahora hay un cartel que indica “Peligro-Clausurado”, pero el aviso no es respetado.

Benítez adelantó que se está trabajando en un proyecto de mejoramiento integral. “Va a ser como excavar en una roca, se debe colocar a profundidad la estructura de hormigón”, dijo.

Se está en etapa de elaboración del proyecto y en principio se necesitarían G. 2.500 millones. Este monto ya está presupuestado dentro del programa anual de contrataciones. El proyecto representará una solución definitiva, según el director, quien explicó que los trabajos realizados años atrás solo fueron paliativos. “Se cerraron unos hundimientos y se reparó el piso, pero no es suficiente”, consideró.

Añadió que “este año queremos iniciar el proceso de licitación del proyecto, lo que lleva de cuatro a cinco meses, y la obra en sí, unos cuatro meses más”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD