Por cortar cadena de frío a fármacos gastan millones para droga en polvo

En julio Salud dejó de usar el servicio de transporte refrigerado para trasladar medicamentos a hospitales con el fin de ahorrar. Tres meses después debió comprar por US$ 2 millones un fármaco en polvo para enfermos renales por no poder garantizar la cadena de frío. La adquisición se hizo por vía de la excepción y de urgencia.

En la planilla de especificaciones técnicas del convenio entre el Ministerio de Salud y Dinacopa, no se especifica la necesidad del vehículos refrigerados para el transporte de medicamentos.
En la planilla de especificaciones técnicas del convenio entre el Ministerio de Salud y Dinacopa, no se especifica la necesidad del vehículos refrigerados para el transporte de medicamentos.

En un intento de ahorrar en el traslado de medicamentos, el Ministerio de Salud está gastando de más, según muestra uno de los tantos procesos de compra de fármacos.

El 5 de febrero del 2018, la cartera firmó un contrato por G. 13.341.533.536 con la empresa Insumos Médicos, representada por César Pino, para la distribución de medicamentos a las diferentes regiones sanitarias desde los parques sanitarios del ministerio. La firma estaba obligada por contrato a tener 6 camiones con cámaras refrigeradas para garantizar la cadena de frío de los fármacos, tal como lo exigen estándares internacionales.

Para ahorrar en los fletes de medicamentos, el ministro Julio Mazzoleni decidió firmar en julio pasado un convenio con la Dirección Nacional de Correos del Paraguay (Dinacopa) y dejar sin ejecutar el contrato con la empresa mencionada. Sin embargo, surgió el inconveniente de que Dinacopa no cuenta con camiones refrigerados. El traslado de los productos médicos se hace de manera tradicional, exponiéndolos a altas temperaturas, generando la alerta de médicos y responsables de farmacias internas.

PUBLICIDAD

Una de las primeras consecuencias de no poder garantizar la cadena de frío en el transporte fue que el Programa Nacional de Nefrología (PNN) pida la compra urgente de 14.000 frascos de eritroproyetina humana recombinante (para tratar anemia en dializados), pero en su presentación en polvo, ya que este no necesita cadena de frío. La citada dependencia contaba con esta droga pero en la presentación que requiere el traslado refrigerado. Ante el pedido y la urgencia, el Ministerio de Salud hizo una compra por vía de la excepción de G. 13.380.000.000 a la empresa Vicente Scavone, representado por Óscar Scavone R.

Respuesta del ministerio

El Dr. Kuo Chen, director del PNN, argumentó en su pedido para este producto en polvo que la droga no presenta inconvenientes si se rompe la cadena de frío “durante su transporte y almacenamiento”, según un dictamen de la Dirección Operativa de Contrataciones.

PUBLICIDAD

Chen dijo a ABC que se solicitaron los frascos de eritroproyetina en su presentación en polvo porque los nefrólogos del interior lo pidieron. “Para explicarte, este productos viene en dos presentaciones, una como si fuera una leche en sachet y la otra como una leche en polvo. Se optó por esta segunda para dar más seguridad al paciente”, explicó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD