Ya en las casas se pierden los valores cristianos, dicen

Unos 700 jóvenes de diferentes capillas de Ñemby, que se preparan para confirmar su fe en Dios, realizaron ayer la clausura por el Trienio de la juventud con una peregrinación durante la cual exigieron un mayor protagonismo. Alertaron sobre la ausencia de valores cristianos en los hogares.

Unos 700 jóvenes católicos de iglesias de Ñemby marcharon ayer en el marco de la clausura por el Trienio de la juventud, para concienciar sobre la importancia de  acercarse a Dios y a  María.
Unos 700 jóvenes católicos de iglesias de Ñemby marcharon ayer en el marco de la clausura por el Trienio de la juventud, para concienciar sobre la importancia de acercarse a Dios y a María.Archivo, ABC Color

ÑEMBY (Higinio R. Ruiz Díaz Segovia, corresponsal). La jornada central se realizó en la capilla Virgen de Fátima, de la compañía Rincón, en donde llegaron en peregrinación de las diferentes comunidades. El grupo mayor partió desde la capilla San Miguel.

“Nos estamos reuniendo todos los jóvenes del grupo de confirmación de la ciudad de Ñemby como cierre del trienio de la juventud y vamos a caminar por las calles para marcar presencia y concienciar sobre lo importante que es acercarse a Dios y a la Virgen María”, expresó una de las coordinadoras del evento, María Maidana.

Dijo que los jóvenes necesitan mayor espacio dentro de la sociedad, expresó que actualmente este sector se encuentra marginado y que precisa ser tenido en cuenta para introducir grandes mejoras, con la ayuda de la Virgen María.

PUBLICIDAD

Alegó que actualmente se nota que se han perdido muchos valores cristianos dentro de los hogares y que la gente se aleja de Dios y cae fácilmente en los vicios de las drogas y el alcohol.

Por su lado, Juan Carlos Sosa comentó que los jóvenes cristianos católicos de Ñemby se están preparando para una gran jornada del próximo 17 de noviembre, día mundial de los pobres y cada comunidad deberá realizar una obra de misericordia. “Cada capilla está tomando un compromiso con su comunidad y tomará como ejemplo a sus respectivos protectores espirituales y vamos a realizar obras de misericordias, como visitar y asistir a los más humildes y enfermos”, expresó Sosa.

Tras la peregrinación de los diferentes sectores, el grupo se reunió en la capilla Virgen de Fátima, debido a que ayer se recordó la aparición de la Virgen en Fátima, en donde se realizó una misa, oficiada por el obispo de San Lorenzo, Joaquín Robledo. La jornada de clausura del trienio de la juventud se cerró con un concierto de música religiosa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD