Estudiantes “orgullosos de sacar 0 y llevar ausente”

A lo largo de más de seis cuadras se agolparon los estudiantes secundarios representantes de gremios docentes y directores, padres de familia y universitarios para la segunda Marcha Nacional de Colegios Públicos y Privados (MNCPP) en reclamo de una mayor inversión en la educación. Hubo incidentes con el ministro de Educación, a quien le arrojaron una botella con agua.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LLUYW6AXWJEOPDO2NIF6JC2RDI.jpg

Tarde pero con pasos seguros llegaron masivamente los estudiantes secundarios unas dos horas más tarde del horario fijado para la concentración en la Plaza Italia para la segunda Marcha Nacional de Colegios Públicos y Privados. Este año el protagonismo lo tuvieron los colegios públicos, con una escasa participación de los privados a diferencia del año pasado, pero con presencia al fin de representantes de los colegios Lumen, Cristo Rey y Dante Alighieri. Este último denunció que la directora no les dio permiso de asistir.

Un grupo de estudiantes, además, denunció a la directora del Colegio Nacional Comerció 1, Miriam Gómez, por retener a los alumnos en la institución llaveando el portón de acceso. Otros jóvenes también denunciaron al director del Colegio Juan Manuel Frutos de Mariano Roque Alonso, Virgilio Ojara, por adelantar al viernes un examen previsto para el lunes, por lo cual la mayoría de los estudiantes que iban a participar de la marcha declinaron. Hubo más denuncias en contra de directores por amenazas de aplazos y pérdida de puntos por participar de la marcha.

Dictador

La voz que se hizo sentir más fuerte fue la de “Riera dictador”, tras las declaraciones del ministro de Educación un día antes de la marcha, en las que refirió que los que participaran de la marcha llevarían ausentes y si tenían algún examen llevarían un “gigantesco cero”, mientras que los docentes recibirían descuentos.

Los jóvenes asumieron que las declaraciones fueron un claro y directo amedrentamiento, “al estilo stronista”, y que con ello el ministro se “sacó la careta”. “El ministro Riera tiene un discurso falso e hipócrita. Perdió toda la confianza de los estudiantes al dar esas declaraciones”, dijo Johanna Romero dirigente de la Federación de Estudiantes Secundarios, que agregó que con el proyecto Herederos de la Libertad “tanto Riera como el ministro de la Juventud, Marcelo Soto, hacen perder clases y nadie lleva cero o ausente”.

Botellazos

El punto más caliente de la marcha fue cuando los estudiantes llegaron hasta la sede del Ministerio de Educación y exigieron que el ministro saliera “ con su cuadernito a anotar a todos los estudiantes que llevarán ausente”. Además le reclamaron que durante su discurso de asunción al cargo prometió acompañarlos en las calles para exigir mayor inversión en Educación, “pero salió con otra historia”.

En el fragor de los cánticos que fraseaban: “dictadura nunca más”, “Riera, basura, sos vos la dictadura”, o “Riera dejá de reprimir”, el ministro apareció con micrófono en mano y solicitó a los jóvenes que respetaran a los que no querían sumarse a la marcha. En ese instante fue salpicado con agua, y luego con ademanes incitó a los que lo mojaron a que siguieran arrojándole objetos. “Tiren agua, tiren botellas, tiren, acá, tiren lo que quieran, tiren más, más”.

El ministro dijo que salió con la intención de hablar con los jóvenes pero que fue agredido. “Entiendo: los jóvenes son inquietos, son rebeldes y en honor a la verdad yo soy el hijo de un Mopoco (movimiento colorado que luchó contra la dictadura) y que me traten de dictador o dictadura no solamente riñe con mi lucha democrática sino también con la de mi padre, y quería demostrarles que con violencia no vamos a llegar a ningún lado, y que el diálogo es la solución entre paraguayos”, indicó.

Por su parte, los jóvenes líderes de la marcha señalaron que hubo infiltrados. “Visualizamos algunos extraños, nos causó indignación. Tenemos fotos que vamos a publicar. Querían amedrentar, una persona fue la que inició tirándole agua al ministro después todo se degeneró. Repudiamos la violencia”, dijo Felipe Domínguez de la Fenaes.

“Lo del ministro es una pena”

Gladys Fischer, madre de una estudiante, dijo que estamos viviendo un retroceso. “En todos los ámbitos estamos viviendo un retroceso con este gobierno. Creen que somos ganado, que somos personas que no podemos pensar. Lo que dijo el ministro es una pena, él tiene que ser una persona que dé ejemplo para que los jóvenes puedan expresarse. No me importa el cero que pueda llevar mi hija o la ausencia, lo importante es que ella pueda crecer como una persona libre”, dijo.

“Se sacó la careta”

Gabriel Espínola de la Otep Auténtica, refirió que casi todos los gremios docentes acompañaron la movilización estudiantil, y que Riera “tardó en sacarse la careta”.

“Es propio de gobiernos dictatoriales lo de amenazar, el cháke es herencia de la época de la dictadura. Infelizmente los que discursean participación y democracia luego toman como práctica el amedrentamiento. Pero estamos decididos a continuar por la plena vigencia de la democracia”, afirmó.