Políticos rifaron el futuro universitario paraguayo

Los parlamentarios, quienes rifaron leyes para la creación indiscriminada de universidades “garaje”, son los responsables directos del gran fiasco en que se ha convertido la educación superior en el Paraguay. Hoy, los miles de estudiantes estafados y otros que deambulan con títulos “mau” son consecuencia de repetitivas malas decisiones de los políticos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XFUM2SQISZBMJB7ZVCQDTLXTPE.jpg

La sombra de las universidades con carreras “garaje” ha sido una constante en nuestro país. Entre los años 2006 y 2010 los parlamentarios del Congreso Nacional promulgaron la Ley 2529/06 para tener la absoluta potestad de crear instituciones de altos estudios como si fuesen kioscos de barrio. Nadie controlaba, verificaba ni inspeccionaba los proyectos educativos y las universidades “garaje” con carreras “mau” se multiplicaban con sus filiales a nivel país.

Fue así que de un plumazo los políticos coparon las universidades, ya sean como dueños, rectores o padrinos.

El redactor de la Ley 2529/06 fue el senador liberal Juan Manuel Marcos. Es por eso que a esta legislación se la conoce como “Ley Marcos”.

Sin embargo, fue el exdiputado –también liberal– Simón Benítez, quien presentó el proyecto de ley en la Cámara de Diputados.

La culpabilidad de la nefasta situación de las universidades también recae sobre los entonces miembros de la Comisión de Legislación de la Cámara de Senadores que recomendó rechazar el veto del poder Ejecutivo que estaba a cargo del colorado Nicanor Duarte Frutos. Ellos son los exsenadores Marcelo Duarte (PQ) y Bader Rachid Lichi (ANR). 

También les siguen los miembros de la entonces Comisión de Cultura, Educación y Culto de la Cámara Alta, quienes –en febrero de 2006– primero recomendaron aceptar el veto del Ejecutivo para que se rechazara esa ley. Sin embargo, después –en abril del 2006– recomendaron todo lo contrario.

Ellos son los parlamentarios Martín Chiola, José Nicolás Morínigo, Silvio Ovelar (sigue en el cargo), Amado Yambay y Alfredo Ratti. 

Con la salvedad que Chiola y Morínigo, en la sesión del 27 de abril de 2006, en la que se promulgó la “Ley Marcos”, se pronunciaron en contra de la misma porque eran conscientes del caos que generaría a la educación superior del país.

El cerebro de la ley, Juan Manuel Marcos, en su alocución dijo –según consta en el acta de sesión del 27 de abril de 2006– que respaldaban su postura los entonces diputados Iris Rocío González, Juan Manuel del Puerto y el exsenador Juan Carlos Ramírez Montalbetti.

Cuando se promulgó la nefasta “Ley de Universidades”, la Cámara de Diputados estaba presidida por el colorado Víctor Bogado. El mismo es actualmente senador y está procesado por la justicia en el caso “niñera de oro”. En el Senado presidía Carlos Filizzola. 

Blanca Ovelar, entonces ministra de Educación (MEC), recomendó a Nicanor el veto de la “Ley Marcos”. Pero los parlamentarios se ratificaron y las consecuencias hasta hoy las sufren miles de estudiantes que están siendo estafados.

laponte@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.