Reconocen que 90% del presupuesto va al rubro “servicios personales”

Faltando poco más de un mes para que la Junta Municipal de Asunción estudie y apruebe el presupuesto de gastos para 2016, muchos vecinalistas, miembros de comisiones vecinales y contribuyentes se preguntan en qué se gasta todo el dinero asignado a la Defensoría Municipal. Al respecto, el defensor Tomás Fretes dijo que el 90% de su presupuesto va al Rubro 100 “servicios personales” y que los trabajos que realiza desde su dirección son gracias a la autogestión.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FKTVFBFJWZHW3N65MXIIQNPLEI.jpg

Muchas reacciones generó desde julio pasado la reelección extemporánea de Tomás Fretes al frente de la Defensoría Municipal, un cargo político que ocupa el elegido como comisionado de la Junta Municipal.

Las críticas a la reelección fuera de tiempo y sobre el desempeño de Fretes se oyeron desde entonces entre los propios concejales municipales disidentes, así como de parte de miembros de comisiones vecinales. Entre los reclamos se cuestiona dónde fueron a parar los G. 1.000 millones que se le asignó a dicha dependencia para este año.

“Cuando se habla de 1.000 millones de guaraníes de presupuesto, asusta, pero es muy poco lo que realmente llega a la Defensoría debido a que el 90% de ese dinero va al Rubro 100 ‘servicios personales’”, aseveró.

Sobre la cantidad de funcionarios que prestan servicios en la Defensoría Municipal, señaló que serían unas 22 personas. “Estoy solicitando la contratación de dos asesores para el año que viene, a fin de asistir a los vecinos, pero esto dependerá de la voluntad política de la presidencia (de la Junta)”, acotó.

Al observársele que los sueldos para la cantidad de recursos humanos destinados a su oficina no podrían representar el 90 % del total del dinero presupuestado, el defensor respondió: “No sé, con bonificaciones, horas extras, tal vez... no sé. Aquí el único ‘ordenador de gastos’ es el presidente de la Junta Municipal (Hugo Ramírez)”.

Luego mencionó que todas las compras necesarias para la oficina (fax, teléfonos, mobiliarios, insumos, etc.) se hacen por licitación pública. Dijo que también cuenta con “caja chica”, donde dispone de G. 1.000.000 y que las tareas de defensor municipal los cumple mediante la autogestión.

Aseguró que no hace rendición de cuentas sino que presenta “informes de gestión” ante la Comisión de Hacienda de la Junta Municipal y ante el pleno de la corporación legislativa solo en dos ocasiones: en junio-julio y en diciembre.

Apuntó que para las gestiones fuera de la institución cuenta con un vehículo asignado a la Defensoría Municipal, que se provee de combustible siempre bajo supervisión de un auditor.

Se extrañó de la reacción de muchos al criticar su reelección extemporánea. “Nadie dice nada ni se escandaliza cuando se elige un presidente de la Junta Municipal mucho antes de tiempo o cuando se elige para presidente de la ANR. No sé por qué se asombran tanto”, manifestó.

“No es que me quiera hacer el chusco, pero siempre hago bien lo que se me encomienda. Por eso seguramente quieren (los miembros de la Junta) que siga aquí”, acotó.

Dijo no ser apegado al puesto de defensor municipal, ya que sus aspiraciones van mucho más allá de la Municipalidad de Asunción. “Yo busco un viceministerio y que no les sorprenda cuando lo logre. No va a pasar mucho para eso”, aseguró.

Cometido

Entre las funciones que cumple la Defensoría Municipal, actualmente, se cuenta la de organizar y llevar a cabo audiencias públicas en los barrios, inscribir a adultos mayores de capital para acceder a los subsidios de G. 450.000 (25% del salario mínimo legal vigente), administrar y dirigir el Departamento de Mediación de la Defensoría, que actualmente aún no fue reglamentado, censar a habitantes de asentamientos para que accedan a los certificados de ocupación, entre otras.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.