En Senacsa dicen que no existió complicidad

El presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), José Carlos Martin Camperchioli, defendió ayer la gestión de sus funcionarios que emitieron los permisos para el traslado de los animales robados de la estancia Taguató del Chaco, donde se asesinó al dueño de la propiedad, a su esposa y dos nietos menores de edad.

José Carlos Martin Camperchioli, presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).
José Carlos Martin Camperchioli, presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).Archivo, ABC Color

“Es una tragedia lo que pasó, pero lastimosamente tengo que decir que algunas veces tuvimos problemas nuestros. Tampoco vamos a poner las manos en el fuego, pero en este caso tengo que proteger a mis funcionarios. No hubo complicidad en este caso”, remarcó Martin Camperchioli.

Insistió en que Cesareo Antonio Duarte Galeano, una persona con antecedentes por abigeato y quien es considerado como el que prestó su marca y gestionó las guías de traslado de los vacunos, realizó todas las gestiones y documentaciones para llevar de manera “legal” el lote que debía ser faenado en el frigorífico Athena Foods de la ciudad concepcionera de Belén.

“Siempre y cuando tengamos un documento oficial que nos avale el bloqueo del establecimiento, nosotros lo hacemos. Pero en este caso, Cesareo no tuvo, nunca, ni un bloqueo ni pedido de documentos. Ahora sale que esta persona sí tuvo antecedentes”, dijo el titular de Senacsa. “Se presentó el documento de la compra, si no, no se iba a emitir la guía. Tuvo tiempo de pintar marca por marca”, añadió.

PUBLICIDAD

Por último, Camperchioli invitó a la Fiscalía a que visite todas las unidades zonales que quieran y sacar toda la información que precisen de esos lugares.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD