Planta de Troche, barril sin fondo que ya se tragó más de US$ 25 millones

Solo en los últimos 13 años, los sucesivos gobiernos han dilapidado más de US$ 25 millones en la planta industrial de Petropar ubicada en Troche, con las reiteradas promesas de aumentar su producción de alcohol. Pero en vez de eso, la fábrica nunca funcionó al 100%. Hubo procesados por daño patrimonial, pero ni uno fue condenado.

info
info

La historia de las inversiones de Petropar en su planta alcoholera de Mauricio José Troche, habilitada en 1980 en el Dpto. de Guairá, está llena de obras mal encaradas o no ejecutadas.

Las compras siempre han sido para aumentar la molienda de caña a 3.500 toneladas (capacidad instalada), pero nunca llegó siquiera a las 2.000 ton. Una de las “inversiones” por valor de unos US$ 8 millones se realizó bajo la presidencia de Nicanor Duarte Frutos en 2006. Otras adquisiciones por alrededor de US$ 4 millones fueron hechas durante el gobierno de Federico Franco. Justamente, uno de los expresidentes de Petropar de esa época, Sergio Escobar, fue imputado en 2014 por el daño patrimonial de G. 12.000 millones. Había invertido dinero en la electrificación de los molinos, pero la firma MGA Constructora, de Michael Azuaga, incumplió el contrato, según los archivos.

Sin control ciudadano

Entre 2018 y el actual año, el Gobierno de Mario Abdo Benítez inyectó para la “modernización” de la fábrica unos US$ 3,5 millones, de un total de US$ 7,6 millones previstos. Con el dinero se arregló la destilería, compraron 12 piezas nuevas y reacondicionaron 12 de los seis molinos, también adquirieron cuatro camionetas 0 km, entre otros. Con esto pretendían procesar 2.800 toneladas de caña por día, dijo la gerente Carla Páez.

Pero en este Gobierno no solo se puede constatar que las inversiones no han dado sus frutos, sino que además, el millonario monto destinado a la fábrica de Troche se gestionó a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), saltándose la ley 2051 de Contrataciones Públicas y la posibilidad de que queden registros de las empresas adjudicadas, detalles de cada contrato, dar margen a protestas o posteriores investigaciones, o al menos, al control ciudadano.

Cuatro contratos adjudicó el PNUD en el año 2018 para que se arregle la industria (ver infografía). Este año contrató a TICSA para fiscalizar la obra. No tenemos el monto porque el organismo no lo publica. Los datos que obtuvo ABC Color fueron los que hace meses otorgó Petropar, empresa presidida por Patricia Samudio, pero no tenemos documentos al respecto.

Las obras fueron inauguradas el 2 de julio último por la plana mayor del Gobierno y de Petropar. Desde ese día, la fábrica paró varias veces, confirmaron sus proveedores. ABC publicó el viernes que más de 400 camiones se encuentran frente a la fábrica y en las calles del pueblo desde su inauguración, esperando descargar.

Tanto Petropar como la Asociación de Cañicultores emitieron comunicados para asegurar que la fila de camiones en la planta “es normal”, igual que todos los años. Además, se tiene que parar la fábrica para realizar los ajustes, puesto que tiene piezas nuevas, alegan.

A las inversiones en máquinas, camionetas y consultorías se deben agregar los US$ 9 millones para la compra de la caña de azúcar y que están presupuestados.

Sin archivo de licitaciones

La administración de Samudio en reiteradas ocasiones ha argumentado que al trabajar con el PNUD se puede adjudicar más rápidamente a las empresas para que hagan los trabajos contratados, de modo a ganar tiempo, y que es una garantía de transparencia que el administrador del dinero sea un organismo externo.

Pero en la práctica la realidad es que todos los procesos de las compras que hizo el PNUD fuera de la Ley 2051/03 se basaron en un convenio firmado con Petropar. El organismo extranjero, que cobra un porcentaje por administrar el dinero, no publica la copia de los contratos ni los nombres de las empresas beneficiadas.

Ayer quisimos tener detalles de esos documentos y los solicitamos a la dirección de comunicación de Petropar, pero nos respondieron que debemos pedirlos en horario de oficina.

“En Petropar tenemos instalada la administradora del PNUD, que es la que maneja todos los contratos. Por eso te digo, si esperás hasta el lunes incluso podés ir por la oficina y le hacés todas las consultas”, dice uno de los mensajes, al que se agregó: “Andrea Sánchez, administradora de la Unidad Ejecutora del Proyecto (UEP). Horario de lunes a viernes, de 07 a 16 hs, Chile casi Haedo 753” (sic).

Otro mensaje decía que la estatal no cierra las puertas, con la promesa de dar documentos mañana: “No tenemos la información a mano en este momento, el lunes desde la 7 AM, sí. Te ofrecemos una reunión para que evacúes todas tus dudas con la representante del PNUD” (sic).

El monto total que Petropar prevé invertir en Troche hasta el año 2021 trepa a US$ 20 millones.

La fábrica tiene 411 funcionarios

Hasta hace poco, la planta alcoholera de Petropar del distrito de Mauricio José Troche (departamento del Guairá) contaba con un total de 270 funcionarios. A fines de junio ingresaron 141 personas como nuevos funcionarios, mediante un cuestionado concurso público. Con ellos, en total son 411 los funcionarios.

Empresas privadas que tienen casi la misma capacidad de producción de alcohol cuentan con apenas 150 empleados. Por ese y otros motivos es que existe la histórica denuncia de que la planta alcoholera se utiliza como botín político o el pago de favores. La mayoría de los que ingresan por concurso de méritos o contratación directa son dirigentes colorados y sus recomendados, ya sean parientes o apoderados.

slopez@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.