Auditoría detectó discrepancias entre compras y bienes que recibió Dinapi

La Auditoría General del Poder Ejecutivo (AGPE) detectó incongruencias entre las facturas presentadas y los bienes que figuraban en el inventario de la Dinapi, que en teoría fueron comprados con fondos compensatorios.

Patricia Stanley, quien fuera titular de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual entre 2013 y 2018.
Patricia Stanley, quien fuera titular de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual entre 2013 y 2018.Archivo, ABC Color

Además de la compra de bienes que nada tenían que ver con el fin de los fondos, la AGPE detectó incongruencias entre las facturas presentadas por la AIE Paraguay y entre los bienes que figuraban en el inventario de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (Dinapi). Los bienes fueron adquiridos con parte de los fondos compensatorios por copia privada, según el informe final de la auditoría que analizó el período comprendido entre 2015 y 2018, cuando Patricia Stanley era titular de la Dinapi.

Según los documentos, durante esos años la Dinapi recaudó un total de G. 75.342 millones por remuneración de copia privada. Según las disposiciones legales, el 80% de ese dinero debe ser direccionado a las entidades de gestión colectiva reconocidas por la Dinapi y el restante 20% debe ser usado en promoción de los derechos de autor y lucha contra la piratería.

Según la AGPE, ese 20% del dinero nunca fue incluido en el presupuesto de la Dinapi durante ese período, sino que fue entregado en “guarda” a la AIE Paraguay, una sociedad presidida entonces por Eladio “Lalo” Villalba, para que la misma administrara los fondos con base en pedidos institucionales de la entidad pública.

Diferencias

El informe de la AGPE revela discrepancias entre las facturas presentadas por AIE Paraguay de compras supuestamente realizadas a nombre de la Dinapi y los bienes que realmente figuraban en el inventario de la institución.

La AIE entregó facturas por bienes adquiridos por más de G. 2.340 millones. Sin embargo, al momento de realizar la verificación, la Auditoría del Poder Ejecutivo detectó una discrepancia de más de G. 370 millones entre lo que figuraba en la factura y lo que aparecía en el inventario de la Dinapi.

Además, alertaron que varios bienes y hasta vehículos eran utilizados sin que contaran con el reglamentario logo identificatorio de la institución.

Bienes que no aparecen

La AGPE también detectó que la AIE adquirió bienes por más de G. 200 millones pero que los mismos no aparecían en el informe de bienes “donados” por la sociedad colectiva a la Dinapi.

Tampoco figuraban en el inventario de bienes ni entre los que estaban pendientes de activación.

Todo esto se suma a las numerosas compras y pagos de servicios que nada tenían que ver con el fin original de los fondos compensatorios por copias privadas.

juan.lezcano@abc.com.py