Empresas de Justo Ferreira habrían importado camas sin documentación

Unas 50 camas de terapia intensiva que serían vendidas en el mercado paraguayo por G. 2.000 millones habrían sido importadas por la firma Insumos Médicos SA, de Justo Ferreira, sin contar con los documentos respaldatorios. La autoridad sanitaria había autorizado el ingreso de 400 camas, pero trajeron un total de 450. Casualmente, no declararon las de mayor valor sino hasta varios días después de su llegada. Los representantes de la firma dicen que cumplieron con la documentación.

La factura de compra de las 50 camas de terapia intensiva que Imedic introdujo al país. Pagaron US$ 2.850 y acá las querían vender a US$ 10.000.
La factura de compra de las 50 camas de terapia intensiva que Imedic introdujo al país. Pagaron US$ 2.850 y acá las querían vender a US$ 10.000.Archivo, ABC Color

Al menos unas 50 camas que serían vendidas en territorio paraguayo por unos G. 2.000 millones habrían sido importadas por la empresa Insumos Médicos SA (Imedic), propiedad de Justo Ferreira, sin contar con la debida documentación.

Así lo revela evidencia documental a la que tuvo acceso ABC.

Historia de un “olvido”

El 17 de abril pasado, el despachante Carlos Gamarra presentó ante la Dirección Nacional de Aduanas los documentos para solicitar el pago arancelario y el retiro anticipado de 45.000 kilogramos de insumos y equipos médicos que llegarían a Paraguay el 18 de abril a bordo de un avión carguero proveniente de Hong Kong.

Las mercaderías llegaron a nombre de las firmas Imedic y Eurotec, ambas de Ferreira.

Entre los documentos adjuntados, Gamarra presentó una factura por compra de 400 camas hospitalarias adquiridas en China por Imedic de la firma HC Instto Electronic Limited.

Acompañado de la factura, presentaron la autorización otorgada por la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa), dependiente del Ministerio de Salud Pública, para la importación.

En la solicitud número 1900650 presentada ante Dinavisa, Imedic solicitó autorización para importar 400 camas hospitalarias, esto debido a que se trata de mercaderías restringidas que no pueden ingresar al país sin la autorización de la autoridad competente.

Todo el cargamento de Imedic y Eurotec fue retirado ese mismo día del aeropuerto Silvio Pettirossi. Sin embargo, había un problema: no habían ingresado 400 camas, sino un total de 450.

Días después, el 21 de abril, el mismo despachante Carlos Gamarra solicitó la inclusión de una factura por valor de US$ 142.500 en concepto de compra de 50 camas de terapia intensiva al expediente aduanero correspondiente al cargamento del 18 de abril.

Es decir, Imedic había retirado 50 camas de los depósitos del Silvio Pettirossi sin haber declarado su ingreso ante Aduanas y sin pagar los tributos correspondientes. Esto es lo que se conoce en la jerga aduanera como “retirar en frío” los productos.

A diferencia de las 400 camas inicialmente declaradas, en la nota de Gamarra no hacen referencia a si las 50 tenían o no autorización de Dinavisa para su ingreso al país.

La justificación fue que se les había traspapelado la factura y que, básicamente, no sabían que había llegado esa mercadería.

Esas mismas camas fueron las que Imedic ofreció al Ministerio de Salud Pública cuando la cartera rechazó las que la firma entregó como parte del contrato para la provisión de insumos médicos para la lucha contra el coronavirus.

Están en regla, dice abogado

“Esas 50 camas fueron retenidas por Aduana en los depósitos de la Dinac debido a que no se encontraban declaradas en el despacho de importación”, reconoció el abogado Andrés Casati, representante legal de Imedic.

Sin embargo, aseguró que se regularizó la situación de las mismas y que sí se cuenta con la autorización de Dinavisa para la importación. “El despacho se presentó, al momento de la valoración se procedió al pago de los tributos correspondientes a las 50 camas”, sostuvo el abogado.

Por su parte, Julio Fernández, titular de la Dirección Nacional de Aduanas, no respondió a nuestras llamadas.

juan.lezcano@abc.com.py