Antecedentes y demanda

Marc André Didier refirió que es administrador de una empresa que se dedica a la compraventa de aeronaves, así como la renta de servicio de horas de vuelo.

En el 2016 fue contratado por Manuel Portes, de República Dominicana, para hacer un viaje a Paraguay a llevar mercaderías. Dice que Portes comentó que quería comprar aviones para transportar productos de sus minas a destinos como Londres, Texas y Hong Kong.

Didier refirió que de esta forma negoció la compra venta del avión con Portes, quien primero le solicitó una renta de horas de vuelo, específicamente 70 horas de vuelo.

Fue así que el 4 de agosto de 2016, Didier despegó del norte de Florida hacía México para recoger al socio financiero de Portes de nombre José Salazar, de la empresa Samano SA. En México Salazar abordó el avión con dos compañeros y luego se dirigieron a Paraguay.

La noche del 4 de agosto el avión llegó al aeropuerto Silvio Pettirossi. Días después comenzaron los problemas judiciales de Didier, quien estuvo varios días privados de su libertad por su presunta implicancia en el contrabando de oro.

Esto se desprende de la demanda de indemnización de daños y perjuicios, daño moral, daño sicológico y pérdida de chance, contra los fiscales Emilio Fúster, Aldo Cantero, subcomisario Diosnel Alarcón y subsidiariamente contra el Estado paraguayo, que presentó el empresario belga.

André Didier reclama una indemnización de US$ 6.280.000, en la demanda ante la justicia paraguaya.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05