Claman ayuda estatal para paraguayo preso en África

María Luján Mendoza, hija del ciudadano paraguayo Derlis Ramón Mendoza Cardozo (54 años), quien está preso en Maputo (Mozambique), denunció ayer que su padre fue llevado bajo engaños y hasta la fecha está abandonado por las autoridades de la Cancillería Nacional.

Mendoza Cardozo está preso desde hace cuatro años en Maputo, acusado de ser un supuesto narcotraficante.

De acuerdo a datos oficiales, desde agosto del 2016 los paraguayos Derlis Ramón Mendoza Cardozo y Felicita Núñez están condenados por aparentes casos de narcotráfico en Mozambique, un país del sur de África, con costas en el océano Índico.

La Cancillería paraguaya anunció que gestionaba desde 2016 con autoridades diplomáticas y penitenciarias de dicho país africano la libertad condicional de los compatriotas una vez cumplido el 50% de sus condenas e iniciar, además, la negociación para la firma de un acuerdo de traslado al país para completar sus penas.

Los connacionales están condenados por tráfico de drogas. Núñez cumplió el 50% de su condena el 27 de diciembre de 2018, y Mendoza Cardozo lo hará el 19 de junio de 2019.

Según contó la hija de Mendoza Cardozo a Radio ABC Cardinal 730 AM, su padre fue llevado bajo engaños y promesas de un buen trabajo por una mujer de Ciudad del Este. Dijo a su familia que iría a São Paulo, (Brasil) y en los primeros tiempos enviaba fotografías donde se lo veía instalado en un hotel de lujo, con ropas de marca.

Relató que su padre, quien se dedicó toda su vida a ser vendedor ambulante, perdió contacto con su familia. Cuando volvieron a saber de él, tiempo después, ya se encontraba preso en una cárcel de Mozambique, relató.

María Luján dijo que su familia intentó por todos los medios intervenir para asistir a su padre, gestionar un traslado o al menos garantizar su bienestar donde se encontraba. Acusó a la Cancillería de no realizar los trámites convenientes para ayudar a Mendoza Cardozo, según su hija.

Paraguay no tiene una embajada residente en Mozambique. La sede diplomática en Sudáfrica es concurrente en dicho país y está a cargo del encargado de negocios interino Roberto Ramón Recalde González y le acompaña Rubén Darío Ortiz Méndez, ambos con rangos de ministros de embajada. Según el relato de María Luján, al poco tiempo de ser enviado a prisión, su padre comenzó a enfermarse y las diversas complicaciones de salud lo llevaron a perder una pierna.

Contó que su padre no se encuentra bien y debe operarse en febrero próximo. Afirmó que la única esperanza que tienen son las promesas de la Cancillería y que se cumpla el 50% de la pena en junio de este año.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD