Diputados sancionan que domésticas deben ganar 100% del salario mínimo

La Cámara de Diputados sancionó ayer la ley que eleva del 60% (G. 1.267.537) al 100% (G. 2.112.562) del salario mínimo legal vigente, la remuneración para el trabajador doméstico. La normativa pasa ahora al Poder Ejecutivo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/O3M7XSEJL5H3TCGAXIPC2RA5ZQ.jpg

Los legisladores debatieron largamente ayer en sesión extra dos propuestas: elevar del 60% al 70% (versión Diputados) y del 60% al 100% (versión del Senado) del salario mínimo legal vigente, la remuneración para los trabajadores del sector doméstico.

Los diputados necesitaban 41 votos para ratificarse en su versión, pero apenas alcanzaron 33, motivo por el cual se sancionó la versión de los senadores, de elevar al 100% del salario mínimo legal: G. 2.112.562. 

Con la sanción, el texto de los senadores fue remitido al Poder Ejecutivo para su consideración y estudio, que podría resolverse con el veto o la promulgación (ver infografía de cuadro comparativo). 

PUBLICIDAD

El diputado Édgar Ortiz (PLRA), líder de la bancada llanista, dijo que la ley era populista y –a su criterio– totalmente contraproducente para las mujeres trabajadoras al igual que lo fue la Ley de Lactancia. Agregó que sus “conocidos” banqueros le confesaron que ya no contratan mujeres “con el cuento de la maternidad”. 

Sebastián Villarejo (PPQ) recalcó que no se pueden hacer cambios de “golpe y directamente” que puedan afectar a millones de personas en el Paraguay. Incluso citó a economistas para dejar sentada su posición. 

El cartista Raúl Latorre (ANR) también respaldó la versión de Diputados con sus argumentos. En respuesta, Kattya González (PEN) recalcó que la Constitución en sus artículos 46 y 47 no admite discriminaciones.

Celeste Amarilla (PLRA) repudió a Ortiz y señaló que estas mujeres crían hijos, lavan ropa y cocinan para los legisladores. Le reclamó que, a criterio del parlamentario, “sería mejor matar a todas las mujeres por ser molestas”.

En alusión a Villarejo dijo que es una mentira decir que el país colapsaría. Indicó que si un patrón no puede pagar una trabajadora doméstica, deberá aprender los quehaceres del hogar o contratar por día o por hora.

Jazmín Narváez (ANR), líder de la bancada de Añetete, refirió que no era correcto “secuestrar la libertad” de las domésticas sin un pago justo. Recordó que ella también cuenta con la ayuda de una señora solo algunos días a la semana y que ella se encarga de limpiar y repasar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD