El senador Bogado fue cómplice para nombrar a “niñera”, según testigos

Los testigos que declararon en el juicio de la “niñera de oro” señalaron que Gabriela Quintana ingresó a la Itaipú bajo engaños y que el senador Víctor Bogado fue su cómplice.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4NEV6KBOZJCQNOA2K52ZWHROIA.jpg

El tribunal de sentencia integrado por Elio Ovelar, Juan Carlos Zárate y Víctor Medina ya tomó la declaración a 14 testigos. Solo faltan las testimoniales del político colorado y exfuncionario de Itaipú Wildo Almirón (hoy en Yacyretá), del senador Juan Bartolomé Ramírez (PLRA) y de la diputada Celeste Amarilla (PLRA). En el caso de estos dos parlamentarios el tribunal se constituirá en el Congreso para tomarles las testificales.

Entre los primeros testigos pasaron los funcionarios de la Cámara de Diputados que poco aportaron al caso, pero cuando les tocó el turno a los empleados del ente hidroeléctrico Itaipú fue cuando se comenzaron a conocer los entretelones de lo que ocurrió con Gabriela Quintana, la “niñera de oro” del acusado senador Víctor Bogado (ANR, cartista).

La mentira

PUBLICIDAD

Heriberto Mieres, director de Talento Humano de la binacional, y Jorge Alderete, exasesor de la superintendencia de Recursos Humanos de Itaipú (hermano de José A. Alderete, director general paraguayo de Itaipú), fueron muy claros al señalar que Quintana fue contratada por el ente el 4 de marzo de 2013 y que ocultó que era funcionaria permanente de la Cámara de Diputados, entonces bajo la presidencia de Víctor Bogado (ANR). Es más, apuntaron que en el contrato que firmó la joven existía un punto que hablaba de la exclusividad de prestación de servicios y que al saberse que Quintana era funcionaria de Diputados, faltó a ese punto y se tomó la determinación de despedirla sin causa justificada.

Mieres aclaró que se la despidió sin causa, para evitar abrir un sumario. También apuntó que se le pagó todo lo que la ley prevé para estos casos.

También los testigos confirmaron que el entonces diputado Bogado presentó dos notas pidiendo el comisionamiento de su “niñera” a la Cámara Baja, cuando ella ya era funcionaria.

PUBLICIDAD

Jorge Recalde, exsecretario privado del entonces director de Itaipú Franklin Boccia (ya fallecido), señaló que el acusado Miguel Pérez, exjefe de gabinete de la Cámara de Diputados, se reunió en varias ocasiones con el titular de Itaipú semanas previas al 4 de marzo, fecha cuando fue contratada Quintana. Es más, agregó que en una ocasión Pérez fue junto a Boccia y como no lo encontró le dejó un sobre cerrado, según testigos. Todas estas visitas constan en el libro de entrada de Itaipú.

Pruebas

Tras la declaración de los testigos se dio inicio a la presentación de las pruebas documentales, que una a una fueron leídas y las mismas dejaron al descubierto que el acusado senador Bogado manipuló para que su “niñera de oro” sea contratada en Itaipú; y a sabiendas de que ella era su funcionaria personal desde el 2 de julio de 2008 en la Cámara Baja, pidió el comisionamiento de la misma tras ser contratada en Itaipú. La fiscalía exhibió las notas que el acusado senador Bogado envió para que su “niñera de oro”, una vez contratada en Itaipú, sea comisionada a su despacho.

El juicio oral se retoma el lunes a las 14:00.

Dinero está en una escribanía

Tras conocerse el engaño en el caso de la “niñera de oro” Gabriela Quintana para salvarse de un eventual proceso, fue hasta una escribanía y devolvió G. 78.950.441 que fue el dinero que cobró en concepto de sueldo los meses que no prestó servicio en Itaipú, pero la Entidad nunca aceptó ese dinero y sigue en poder de la escribana que confeccionó el documento.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD