Fiscalía ya tiene argumentos contra exministro Boidanich

La Fiscalía General del Estado, a cargo de Sandra Quiñónez, no abrió hasta ahora una investigación penal contra Óscar Boidanich, exministro de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero, por el cajoneo de un año del informe de inteligencia sobre Darío Messer.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HHGSPCLA7RD6HIUD36N5VYDYQ4.jpg

Ahora que se confirma la adulteración del informe presentado por Boidanich ante el Ministerio Público, la Fiscalía ya no podría seguir haciendo la vista gorda con el exministro de Seprelad.

Boidanich justificó su inacción con la excusa “del perfil de cliente” y el supuesto “riesgo medio”, pese a que las empresas de Messer movieron unos US$ 40 millones entre 2014 y 2016.

El Banco Nacional de Fomento (BNF) emitió dos alertas en el 2015 por remesas desde el exterior, pero fueron tomadas como “riesgo medio” por el tipo de actividad de la firma Chai SA (ganadería) de Messer.

Boidanich no entregó el informe ante Fiscalía sino recién luego de publicaciones del diario ABC Color sobre dicho empresario ahora prófugo, en abril último.

Actualmente el proceso llevado por los fiscales de Delitos Económicos Liliana Alcaraz y René Fernández es por lavado de dinero y asociación criminal. 

En la causa están incluidos Darío Messer, su hijo Dans Wolf Messer (ambos prófugos), además de Juan Pablo Jiménez Viveros, Ilan Grispuns (quienes se entregaron hace poco tiempo y están presos), y Adolfo Granada Cubilla, administrador de estancias que tiene arresto domiciliario.