Hombre de José Ortiz destituyó al comisario que informó sobre “Cucho”

Críspulo Sotelo era el comandante de la Policía Nacional cuando la Seprinte, a cargo de Carlos Benítez, elaboró un informe que vinculaba a Javier Cabaña, alias Cucho, y un libanés con el narcotráfico. Fue en octubre de 2016. Los ministros no fueron informados del caso y Sotelo apartó a Benítez después.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QZ77QHT5RZCG7HY3I3JNIF3AHA.jpg

El comisario principal Carlos Humberto Benítez González, hoy director de la Academia Nacional de Policía, era en el 2016 el jefe de la Secretaría de Prevención e Investigación del Terrorismo (Seprinte), dependencia solventada por la Embajada de Estados Unidos pero que dentro del organigrama respondía directamente a la Comandancia de la Policía Nacional.

Siendo Benítez el jefe de Seprinte, el 31 de octubre la secretaría fechó un informe completo acerca de una sociedad existente entre Reinaldo Javier Cabaña Santacruz, alias Cucho, y el libanés Haissam Abdel Hassan Salame para la compra de un inmueble de 20 hectáreas en Juan E. O’Leary, a orillas del río Yguazú.

El reporte detallaba las actividades de “Cucho” en el barrio Remansito, vinculándolo directamente con el narcotráfico y llamando la atención respecto a la ostentación en sus bienes. Varias fuentes confirmaron que este informe extenso, que incluye fotografías, ubicación geográfica del inmueble y otros detalles, fue entregado por Benítez al entonces comandante de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo.

PUBLICIDAD

José Ortiz y Sotelo

Críspulo Sotelo es considerado “hombre” del tabacalero José Ortiz, brazo derecho del entonces presidente de la República, Horacio Cartes.

Varias empresas de Cartes y Ortiz están ubicadas en Hernandarias, Alto Paraná. La más importante es Tabacalera del Este (Tabesa), responsable de la producción de la mayor parte de los cigarrillos enviados desde nuestro país hacia el Brasil de contrabando. 

Sotelo fue jefe de la “codiciada” Comisaría Quinta en Hernandarias y después pasó por los cargos de jefe de Antinarcóticos y jefe de Apoyo Técnico de la Policía Nacional hasta llegar a ser comandante.

El informe del “Territorio Cucho” no pasó de Sotelo. Los exministros del Interior Francisco De Vargas y Tadeo Rojas, así como los exviceministros Ariel Martínez y Jalil Rachid confirmaron a ABC que no recibieron el reporte.

Llamativamente, meses después de la elaboración de ese informe, Críspulo Sotelo resolvió cambiar de la jefatura de Seprinte a Carlos Humberto Benítez argumentando que este comenzaba el Curso de Magíster en Ciencias Policiales.

En vano recurrió Benítez a la Embajada de Estados Unidos pidiendo que interceda para permanecer en el cargo, de acuerdo a publicaciones de marzo de 2017.

Según las fuentes, Críspulo Sotelo y Carlos Benítez tampoco pasaron el reporte al Ministerio Público incluso cuando, aunque orgánicamente la Policía Nacional depende del Ministerio del Interior, constitucionalmente se reporta a la Fiscalía.

Quisimos obtener la versión de Sotelo y de Benítez, pero no nos atendieron las llamadas telefónicas. Dejamos mensajes de texto y estamos abiertos a recibir su posición cuando lo consideren.

Responsables de investigar

Críspulo Sotelo era comandante de la Policía Nacional en octubre de 2016. Es de esa fecha el informe de Seprinte respecto a las actividades ilegales de “Cucho” y el ciudadano libanés en el Alto Paraná. El jefe de la Secretaría de Prevención e Investigación del Terrorismo, en ese momento era el comisario principal Carlos Humberto Benítez González.

Ambos jefes policiales eran responsables de que se investigara la veracidad de ese reporte que incluso proporcionaba la exacta ubicación geográfica del establecimiento donde Reinaldo Cabaña, sin ser molestado, construyó su réplica de la Hacienda Nápoles en homenaje al narco Pablo Escobar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD