La Policía sospecha de instructores extranjeros en ataque a la estancia

Investigadores del violento ataque a la estancia Pindó SA cometido por miembros de la Organización de Lucha por la Tierra (OLT) indagan sobre posible presencia de instructores extranjeros entre los campesinos.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2003

Cargando...

COLONIA NARANJITO, distrito de Yvyrarovaná, Canindeyú (Alberto Núñez, corresponsal). Además no descartan posible conexión con el instituto IALA. El asalto, quema y saqueo del casco principal de la estancia se produjeron el sábado último en horas de la mañana y fueron perpetrados por cerca de 200 campesinos encapuchados, según se denunció. La acción delictiva significó una pérdida de unos 500.000 dólares, según responsables del establecimiento.

Una información originada en el departamento de inteligencia de la Policía indica que habría adiestradores extranjeros entre los campesinos autodenominados “sintierras” y que serían colombianos o venezolanos. Los atacantes tomaron a ocho guardias de seguridad y luego de saquear procedieron a la destrucción y quema total de las viviendas del casco central de la estancia.

La sospecha surgió porque supuestamente en medio de los 200 hombres armados se notó la posible presencia de extranjeros que dirigían en todo momento al grupo, ya sea para evitar que le mataran a los guardias del establecimiento, entre ellos el jefe Nasario Portelli, un expolicía, por lo que los investigadores procurarán determinar si el dato es cierto. De ser así, no descartan que se esté formando otro grupo armado en medio del monte de la estancia administrada por la empresa Perfecta SA, según comentaron.

Mencionaron que se maneja información sobre la posible participación de adherentes del Instituto Agroecológico Latinoamericano (IALA), una entidad estudiantil de izquierda. Esta institución tenía como principal miembro a Alejandro Ramos, uno de los líderes del grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). El mismo fue alumno del IALA, según datos divulgados. Ramos fue “becado” por la institución, con sede en Barinas, a 250 kilómetros de la frontera con Colombia y de uno de los frentes de combate de las FARC, informaron. Otro que fue “becado” es Adriano Muñoz Pérez, hermano de la ingeniera agrónoma Sonia Muñoz, recluida por el secuestro de Luis Lindstron. Adriano, cuando se publicaron fotografías suyas con el presidente Lugo, registradas en Caracas, se comunicó desde Barinas y calificó a la prensa paraguaya de burguesa “por publicar mentiras”.

La Policía de momento no incursionará por precaución en los montes de cuatro mil hectáreas de la estancia, donde estarían los labriegos que cometieron el asalto.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...