Mako admira las Reducciones Jesuíticas y venera a ancianos inmigrantes de Pirapó

La princesa Mako del Japón admiró ayer los tallados en piedra realizados por los nativos de la Reducción Jesuítica de Trinidad y se interesó por la música del coro indígena de la comunidad mbya guaraní “Guaviramí”. Su Alteza también recorrió Pirapó donde homenajeó a los ancianos inmigrantes japoneses. Hoy culmina su visita oficial.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PTD6IJVTABCFNAYMLDTY4THP2I.jpg

SANTÍSIMA TRINIDAD Y PIRAPÓ, Dpto. de Itapúa (Juan Augusto Roa, de nuestra redacción regional). La princesa Mako de Japón (24 años) fue recibida ayer a la mañana con una serenata del coro indígena de la comunidad mbya guaraní “Guaviramí” a su llegada a las Reducciones Jesuíticas de Santísima Trinidad.

Mako está de visita oficial desde el miércoles 7 de setiembre, respondiendo a una invitación del Gobierno, en el marco de los actos conmemorativos del 80º aniversario de la inmigración japonesa en nuestro país, iniciada en 1936.

La nieta del emperador Akihito visitó uno de los testimonios mejor conservados de la experiencia evangelizadora de los misioneros jesuitas entre los nativos guaraníes, de hace más de tres siglos. Mako, hija del príncipe Akishino, quien visitó el país en el 2006, se mostró interesada en la tarea que desarrolló el grupo indígena a través de la música y conversó largamente –con la ayuda de un intérprete– con el director del coro, Luis Cabral.

Luego de efectuar un recorrido por el sector de la nave principal de la Reducción, su Alteza Imperial admiró los tallados en piedra (frisos) realizados por los nativos de la Reducción durante la experiencia desarrollada por los misioneros.

Posteriormente, la Princesa llegó a la ciudad de Pirapó, unos 90 kilómetros al norte de Encarnación, donde asistió a un espectáculo de sumo ofrecido por niños de la escuela de sumo de la Asociación Japonesa de Pirapó, y posteriormente participó de un brindis y almuerzo por el Día del Anciano, que se llevó a cabo en la sede de la Asociación Japonesa. En un discurso, Mako saludó a los ancianos de la comunidad, que integran aproximadamente 125, quienes tienen más de 70 años. Finalmente, se realizó el almuerzo, con el cual se dio por terminada su visita al departamento de Itapúa.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.