Mientras Senad sitia Pedro Juan, el fugitivo Jarvis Pavao habla con ABC

Su cara está en los afiches. Según las fuerzas antidrogas de la región, es uno de los más buscados por la Drug Enforcement Administration (DEA) en Sudamérica por narcotráfico y otros crímenes. Con un rostro que en nada se asemeja al que se exhibe en los carteles, un temple acabadamente sereno y vestido en forma elegante, Jarvis Chimenes Pavao (38) accedió a conversar con periodistas de ABC. Lo hizo en la ciudad de Pedro Juan Caballero, la noche del viernes. En una actitud que podría entenderse como un claro desafío a la Senad, Jarvis habló en el preciso momento en que los antidrogas mantenían sitiada la frontera. Sin dudas ni miramientos, respondió a todas las preguntas y no puso el más mínimo obstáculo para ser fotografiado.

Jarvis Chimenes Pavao es uno de los objetivos de la Policía Federal del Brasil y la Senad de Paraguay. Concedió una entrevista a periodistas de ABC. Habló de todo. Dijo que no se entrega a la justicia porque no confía y que, en su fuga, ya recorrió unas 60 casas en Paraguay. Indicó que es representante de la cerveza Cintra y de las gaseosas Funada y Tamburi, ambas muy conocidas en la frontera. A continuación, la primera parte de la extensa charla:
-¿Cuál es el motivo por el que es buscado en el Brasil?

-En Brasil me están acusando de tráfico de drogas y homicidios, en principio.

-¿Se considera traficante o culpable de esos crímenes?

-No, no soy culpable. La cuenta que yo tenía con la justicia brasileña yo pagué. No debo nada a la justicia. Todo por lo que me están acusando es un absurdo. Sin desmerecer el trabajo de la Policía del Brasil, desmerezco sí las formas con que son conducidas las cosas, cuando se quiere colocar a alguien en los medios de comunicación. La verdad que yo no era nadie hasta que la prensa brasileña y la paraguaya me colocaron en las noticias.

-Usted dijo que lo que debía a la justicia brasileña ya pagó. ¿Por qué delito fue condenado?

-Sí, yo fui condenado en 1994 por tráfico de drogas, cumplí la condena sin deber a la justicia. La propia Policía sabe.

-¿Dónde fue su proceso?

-En el balneario Camboriú, en el estado de Santa Catarina. Fui condenado, injustamente, a tres años de prisión. Yo cumplí una pena mínima de tres años, porque no existía ninguna prueba. Fui condenado solamente por la palabra de la Policía Federal. Los propios jueces no tenían las pruebas suficientes a llevarme a una mayor condena. Pero como la Federal hizo toda aquella conocida trama, me condenaron a la pena mínima para no absolverme. Desde entonces me persiguieron. Tanto es así que en febrero del 2000 yo tuve que abandonar a mi familia y Santa Catarina porque yo sentí que querían acabarme con pruebas inventadas.

-Jarvis, ¿cuál es el origen de su fortuna?

-Después de cumplir mi condena en Santa Catarina, yo volví a Punta Porã y Pedro Juan Caballero. Yo nací en Pedro Juan Caballero. Yo tengo playas de venta de autos desde el 87. No voy a decir que provengo de una cuna de oro, mas mis padres me dieron buenas condiciones de vida a mí y a mis tres hermanos. Mis padres fueron dueños de varias carnicerías en Punta Porã. O sea, nosotros ya teníamos una estructura formada.

-¿Cómo surge la estancia "4 Filhos"? ¿A quién pertenece?

-En primer lugar, quiero aclarar que muchas personas piensan que la estancia "4 Filhos" es una propiedad de varias miles de hectáreas. Sin embargo, para cualquiera que quiera investigar en el IBR (hoy Indert), no llega ni a 900 hectáreas. Y la estancia "4 Filhos" es de mi madre y se inició seis años atrás, cuando ella compró un lote de 86 hectáreas a 600 mil guaraníes cada una. Después fue comprando tierra hasta más barato, a 450 mil guaraníes. Y los comprobantes de las negociaciones deben estar en los archivos del IBR. Todo esto es el fruto del trabajo de toda la familia. Mi mamá tiene tiendas, así también mis hermanos tienen tiendas, empresas; yo también tengo empresas. Mi madre ya poseía varios patrimonios que heredó de sus padres, que ella fácilmente puede comprobar.

-¿Por qué tanto lujo, tanta infraestructura en la estancia? ¿Cuál es el objetivo de todo esto?

-El objetivo, analizando el futuro, todo indica que la actividad que tiene que ver con el ecoturismo, hotelería, es lo que más crece en el mundo. Nosotros hemos realizado unas pesquisas, y en el Paraguay existirían una diez a quince hoteles-estancia, de los cuales tres o cuatro serían de media calidad. De primer nivel no existiría ninguno.

Pensando en el turismo, nosotros decidimos unir lo útil a lo agradable y comenzamos a construir la estancia "4 Filhos". Laguna para pesca, jet sky, quinchos a la vera de un arroyo, y otras cosas. Inclusive, estamos pretendiendo colocar un campo de indígenas donde ellos tengan su hábitat natural, donde los turistas puedan verlos, sus costumbres, su cultura, que puedan exhibir su artesanía y hacer parte de la atracción de esta estancia.

Este es un proyecto en el que todavía se harán más construcciones durante cuatro o cinco años, para dotar de todas las comodidades y ofrecer un servicio de primer nivel.

ASÍ SE OBTUVO LA ENTREVISTA

* Todo se inició en la tarde y noche del pasado jueves, cuando nuestro corresponsal en Pedro Juan Caballero, Cándido Figueredo, fue contactado por dos hombres de color que, dijeron ser enviados de Jarvis Chimenes Pavao. Los desconocidos indicaron que su jefe estaba dispuesto a conceder una entrevista a nuestro diario.

* Tras confirmar plenamente el encuentro, se puso en marcha el plan que incluyó el inmediato viaje a la frontera de Edgar Ferreira, de la sección Policiales.

* A las 22:00 del viernes, los dos periodistas se encontraron con las dos personas de color en un punto acordado previamente, dentro de Pedro Juan Caballero.

* Tanto Figueredo como Ferreira abordaron una camioneta Chevrolet tipo Blazer bordó sin matrícula, con los vidrios polarizados. Tras circular unas cuatro cuadras en las inmediaciones de la línea internacional, entregaron dos capuchas a los periodistas y pidieron que se las colocaran, indicando que por medidas de seguridad del entrevistado, era una maniobra necesaria.

* Luego de unos 20 minutos de recorrido, el vehículo se detuvo. Pidieron a los periodistas que bajaran para subir a otro rodado, que resultó ser un coche. Tras viajar otros 10 minutos, informaron que se había llegado al garaje de la casa donde se haría el encuentro.

Al apagarse el motor del automóvil, se escuchó que el portón se cerró. Luego, los dos periodistas fueron conducidos a la vivienda, donde se debieron cruzar varias puertas. Paralelamente, se escucharon voces de personas que hablaban en portugués. Al ingresar a una habitación, los periodistas se quitaron las capuchas y estaban cara a cara con Chimenes Pavao, uno de los hombres mas buscados en la región.

En el vecindario se podía escuchar a lo lejos una alegre cachaca y el ruido de la copiosa lluvia que caía a esa hora. El anfitrión se encargó de confirmar lo que los periodistas ya suponían. El encuentro resultó ser en Pedro Juan.

Mañana: Jarvis y el diputado Magdaleno Silva.

candido@abc.com.py - eferreira@abc.com.py
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD