Presidentes hacen la vista gorda a persecución a disidentes en Cuba

La II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) reúne hoy y mañana a mandatarios de 33 países en La Habana, Cuba, pero ni se inmutan ante la oleada represiva del régimen castrista que amordaza e intimida a la disidencia cubana, denunció ayer la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, junto a sus colegas del Mercosur, Dilma Rousseff (Brasil), Cristina Fernández de Kirchner (Argentina); José Mujica (Uruguay) y Nicolás Maduro (Venezuela) serán parte de los 33 mandatarios que asistirán hoy y mañana en la Cumbre de la Celac en La Habana.

Los presidentes del bloque sancionaron al Paraguay en junio de 2012 por “ruptura del orden democrático” por la destitución, vía juicio político, del entonces presidente Fernando Lugo.

Sin embargo, ahora hacen la “vista gorda” a las violaciones a los derechos humanos, presos políticos y cercenamiento a las libertades, que oprime al pueblo cubano hace más de cinco décadas.

PUBLICIDAD

Ayer, según informó EFE, un grupo opositor liderado por el activista Elizardo Sánchez calculó que entre el 23 y 26 de enero pasado, al menos 40 disidentes sufrieron arrestos y detenciones temporales, si bien “la gran mayoría ya han sido liberados”, incluido el líder de la ilegal Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y ex preso político, José Daniel Ferrer, que junto a su esposa fueron arrestados el viernes en La Habana.

Amenazas del régimen

Según los datos que ha podido recabar la Comisión Cubana, 18 disidentes fueron víctimas de “amenazas, advertencias y otras formas de hostigamiento” y al menos cinco permanecen sometidos a arrestos domiciliarios hasta que termine la cumbre.

Desde Santa Clara, ciudad del centro del país caribeño, el disidente Guillermo Fariñas, dijo a Efe telefónicamente que oficiales de la Policía y la seguridad del Estado lo detuvieron un par de horas en la noche del viernes y le comunicaron que debe estar bajo “arresto domiciliario” hasta el próximo 29 de enero.

Según Fariñas, le han prohibido viajar a La Habana para asistir al foro y actualmente hay un operativo “de efectivos de civil y carros patrulleros” en los alrededores de su casa.

Miembros de la disidencia interna tenían previsto celebrar hoy en dos foros paralelos a la cita regional del bloque latinoamericano, según la Comisión Cubana. “Debido a la represión, ambos foros han sido abortados manu militari”, señalan.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD