Presunto narco amedrenta a periodista

El intendentable colorado Vilmar  "Neneco" Acosta Marqués, de 35 años, amenazó a nuestro corresponsal en Curuguaty, Pablo Medina, a causa de la publicación del pasado domingo 31, que decía "tendrá consecuencias muy feas luego de las elecciones municipales del próximo domingo". El político aseguró "que cuenta con 200 a 300 personas que pueden confirmar que no posee vinculación alguna con capomafiosos de la droga, como Fernandinho Beira Mar y Líder Cabral".

El candidato a  intendente de la ANR en la fronteriza localidad de Ypehû se cuidó en recordar un enfrentamiento con el grupo rival en el negocio de la droga liderado por los hermanos Marcial e Ismael Giménez Suárez.   

Vilmar Acosta llamó del celular (0983) 811038, a las 11:09 de ayer, al periodista y le advirtió que no va a permitir a nadie que ensucie su nombre mediante publicaciones que se leen en todo el mundo. Calificó de "grave" haberlo expuesto como narcotraficante vinculado con poderosos capos como  Beira Mar y Líder Cabral. "Soy político colorado ganador en Ypehû, y no narcotraficante. Cuidate para escribir, en tu valle todos te conocen y no te vas a liberar de nada", dijo  amenazante, para luego cortar la comunicación.   

Los hermanos Vilmar "Neneco" y Wilson (39) Acosta Marqués y los hermanos Marcial (40) e Ismael Giménez Suárez (38) son  rivales, y ambos grupos sostienen que "no hay perdón" mientras sigan vivos en Ypehû. Los dos grupos son conocidos en el negocio de la droga, por lo que la disputa por el mercado y liderazgo sigue latente.

En diciembre de 2009, el primero en ser asesinado fue Silvio Ramón Giménez Suárez, (30). En el triple homicidio fueron acribillados, además, Carmelo Ayala (41) y el brasileño Marcos José Pereira (31), este último, hijo del "patrón" de los Giménez Suárez en São Paulo en el negocio de la droga.

Las dos familias poseen  "soldados" armados para  defenderse y atacar. Pese a los "controles de seguridad", el pasado 12 de octubre los sicarios al servicio de los Giménez Suárez perpetraron un brutal ataque contra los hermanos Víctor (32) y Elio Acosta Marqués (30), ambos, a su vez, hermanos menores de "Neneco" y Wilson Acosta Marqués, este último sindicado como uno de los autores del crimen contra el grupo rival y recientemente detenido por la Policía Civil del Brasil.

Como represalia, los seguidores de los Acosta Marqués quemaron una vivienda de su principal rival, para demostrar su poderío en la frontera. A su vez, los Acosta Marqués involucran a los hermanos Dionisio (57) y Tomás Gallardo (33) y a los hermanos Mauro (52) y Néstor Martínez (35), todos conocidos sicarios al servicio de los Giménez Suárez.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD