Primo de HC tras una turba en Atyrá

Una violenta turba alcoholizada habría atropellado la Junta Municipal de Atyrá durante cuatro horas en la tarde-noche del lunes. Según denuncia del presidente, Mario Ojeda, los manifestantes fueron enviados para presionar la aprobación de una gallinería, proyecto que ya fue rechazado por la Junta Municipal. La persona detrás del proyecto no es otro que Gerónimo Viveros Osnaghi, director financiero de Dinac, primo de Cartes y socio del ministro Juan Carlos López Moreira. Viveros pretende instalar un gallinero de unos 2.500 millones de guaraníes sobre 11 hectáreas de una zona cuya planificación urbanística lo prohíbe.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ILIFE44GFJAPNEPR6ZUM2YWHQI.jpg

Cargando...

“Cuatro horas estuvimos allí (retenidos). Se pusieron en la puerta, no podíamos salir. Entraron unos cuantos supuestamente para hablar y como siempre se dice que la Junta Municipal es, por ley, pública, entonces se les metió a seis, siete personas y los otros aprovecharon y entraron, y después no pudimos salir más”, expresó Ojeda ayer en ABC Cardinal.

El titular de la Junta acusó también al intendente de acompañar la violenta manifestación. “Quisieron forzar a las malas. Estaban con bebidas, alcoholizados. El intendente de Atyrá estaba detrás de ellos, porque es oficialista. Está con Horacio Cartes. Él no estaba presente, pero compró las bebidas por camionadas; esa gente no podía ni pararse. Comenzamos la sesión a las 17:00 y nos quedamos hasta las 23:00 por ahí”, concluyó.

En la manifestación fueron golpeados también dos periodistas, denunció Ojeda.

Intendente no está a favor

Por su parte, el intendente colorado, Juan Carlos Matto, negó a la corresponsal de ABC en Cordillera, Desiré Cabrera, que haya movilizado o financiado el atropello que sufrió la Junta. Agregó que tampoco está a favor de la instalación de más pollerías en Atyrá, teniendo en cuenta que emprendimientos de este tipo pueden perjudicar el estatus de ciudad saludable que tiene la localidad. Sobre la denuncia del presidente de la Junta dijo que no sabía porqué lo acusó “injustamente”.

Los dos galpones que Viveros intenta construir a toda costa están a menos de 1.000 metros de una escuela y un colegio. Unas 20 familias además rodean la propiedad y serían los más afectados. El primo de Cartes habría prometido a la vecindad reparar la vía de 12 km que une al cono urbano, instalar un pozo artesiano y una línea trifásica para la energía eléctrica.

Viveros, en su carácter de director financiero de la Dinac, está ahora en el centro de una tormenta más grave que la pollería. Presunciones de daño al patrimonio público y lesión de confianza se vislumbran ante concesiones multimillonarias dadas a empresas que competían entre sí mismas, eran inhabilitadas, recibían desembolsos en el día y ni siquiera cumplían los contratos. La Contraloría ya anunció hallazgos graves con respecto a las monumentales adquisiciones realizadas.

Mientras esto se investiga, aún la Fiscalía no se pronunciado sobre la más seria denuncia de un exsecretario de Viveros Osnaghi. En acta ante escribanía dejó asentado que él retiraba cheques de la empresa Avalon SA destinados a Viveros Osnaghi. Y que estos cheques eran efectivizados aunque el exfuncionario dijo desconocer en qué carácter eran entregados esos cheques.

Nuestro diario ha demostrado cómo las empresas vinculadas entre sí también competían entre ellas mismas y cómo tenían rosarios de amonestaciones e inhabilitaciones. Ha probado cómo cobraban más rápido que el vuelo de un avión supersónico mientras en otros ministerios tardan hasta dos años en pagar a proveedores.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...