Quisieron adelantar la gesta

El Gral. Mauricio Díaz Delmás recordó que tuvo apenas dos horas para organizar una de las misiones más complicadas que le tocó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4TWBHGY4INECJPCFXW2PWO7UWY.jpg

El 2 de febrero de 1989, se encontraba planeando la captura de Mario Abdo Benítez, secretario privado del dictador Alfredo Stroessner. Cuando elaboraba el plan, recibió el dato de que Abdo viajó a Ciudad del Este. Entonces, una nueva misión llegó a sus manos, la de apresar al comandante del Regimiento Escolta, Gral. Francisco Ruiz Díaz. Cuando se disponía a armar el nuevo plan, el artífice del golpe de Estado, Gral. Andrés Rodríguez, le dio la misión de arrestar al jefe máximo de las Fuerzas Armadas. Díaz Delmás contó que le invadió el miedo, de tal forma que el piso en el que estaba parado parecía hundirse. El entonces coronel, en dos horas organizó una misión “improvisada”, que se concretó el 2 de febrero a las 18:00 cuando irrumpieron en la casa de Ñata Legal, donde debía estar el dictador, quien escapó tras ser alertado. De haberse logrado su captura, el derrocamiento se recordaría solo el 2 de febrero.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD