Las trabajadoras domésticas recuerdan histórica conquista

Las trabajadoras domésticas recordaron ayer un año de un histórico día contra la discriminación hacia las mujeres. La conquista de la aprobación de la igualdad salarial. Clyde Soto, investigadora social del CDE, dijo que vienen acompañando el proceso de formación y capacitación desde los años 90, y que es una de las grandes satisfacciones.

Momentos en que celebran la aprobación de ley de igualdad salarial. Por primera vez, las domésticas tienen derecho legal a cobrar  el salario mínimo vigente como todos los trabajadores. Foto archivo de la CDE.
Momentos en que celebran la aprobación de ley de igualdad salarial. Por primera vez, las domésticas tienen derecho legal a cobrar el salario mínimo vigente como todos los trabajadores. Foto archivo de CDE.

Hace un año, la Cámara de Diputados aprobó la igualdad salarial para las trabajadoras domésticas el 19 de junio del 2019. Aunque el decreto presidencial o la Ley 6338/2019 tuvo publicación semanas después, las trabajadoras domésticas recuerdan de manera especial este día, pues la Cámara de Diputados fue la que dificultó más la aprobación de la igualdad salarial.

Testimonios

A un año, todavía falta mucho para la implementación real de la ley, sin embargo, no se puede negar que fue un gran avance de humanidad, reconocer que el trabajo de más de 200.000 mujeres tiene igual valor. “No es un día cualquiera para nosotras, hace un año que en la Cámara de Diputados se aprobaba la igualdad salarial. Fue fruto de la lucha de muchos años y de muchas compañeras”, dijo Solana Meza, del Sindicato de Trabajadoras del Servicio Doméstico del Paraguay (Sintradespy) de la ciudad de Lambaré.

“No es un día cualquiera porque hace un año que cambiamos una ley para más de 200.000 mujeres por el salario mínimo. Fue una lucha larga, nadie nos regaló, ganamos con sacrificio y en medio de mucha discriminación”, dijo Librada Maciel del Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa (Sintradi).

“Es mucho todo lo que pasamos para llegar a esa aprobación, porque en la Cámara de Diputados era la parte más difícil. Hay mucha gente que nos ayudó también desde el Parlamento”, dijo la histórica referente Kelly Agüero, otra de las antiguas del Sindicato de Sintradespy de Asunción.

Campaña en tiempos de pandemia

Sintradi, Sintradespy y Sintradop-l son las tres organizaciones que emprendieron una campaña denominada: “Es tiempo de humanidad, es tiempo de solidaridad”, en la que reclaman “No más trampas y trampitas para los derechos”.

“¿Sabías qué…? Según la reglamentación que acordaron el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS) y el Instituto de Previsión Social (IPS), las trabajadoras domésticas inscriptas en el IPS aportamos para la jubilación como si percibiéramos salario mínimo, incluso si no llegamos a reunir esa cantidad de dinero cuando tenemos varios empleos”, dice la campaña y agrega, “sin embargo, si nos jubilamos, nuestra jubilación se contabilizará sobre lo efectivamente percibido. El IPS no nos permite que voluntariamente aportemos la diferencia para la jubilación, completando el 100%”, refiere uno de los materiales de la campaña.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD