De organizadora de eventos a diseñadora infantil

Hace cinco año que Fátima Sosa se adentró al mundo de los eventos, organizando y planificando bodas, 15 años o recepciones empresariales. Fátima es madre de una niña de 4 años y otra viene en camino (nacerá en el mes de setiembre); además cuenta con el título universitario en Administración de Empresas.

Fátima Sosa es coordinadora de eventos sociales. Con la pandemia tuvo que buscar otra fuente de ingresos.
Fátima Sosa es coordinadora de eventos sociales. Con la pandemia tuvo que buscar otra fuente de ingresos.gentileza

A raíz de la pandemia y cuarentena sanitaria y con su rubro totalmente parado, Fátima tuvo que buscar otras fuentes de ingreso; así fue como con su conocimiento sobre diseño inició “Ella Kids”, un negocio pensado en las niñas.

“Cuando el 12 de marzo se anunció la cuarentena yo vi mi mundo caer, 2 días después tenía un evento ya suspendido y luego fueron cayendo una a una las bodas y fiestas de 15 años que ya teníamos agendadas hace meses. Paulatinamente fuimos perdiendo nuestros trabajos. Hasta ahora seguimos tristes ya que hay muchas personas detrás de un evento, como por ejemplo mujeres mozas que tienen hijos que mantener, floristas, enteladores, etc. Durante meses dejamos de trabajar y hasta hoy día la espera de la fase 4 se torna complicada, la vemos demasiado lejos”, manifiesta Fátima.

Una luz en medio de la oscuridad

“Una madruga, en medio de la angustia, preocupada por las cuentas que se iban acumulando, se me vino en mente diseñar vestidos para niñas, era algo que siempre quise hacer, pero jamás tuve el tiempo para poder cumplir ese sueño. Me gusta mucho comprarle vestidos a mi niña y siempre objetaba los brillos exagerados o los cortes tan modernos; yo quería vestir a mi hija como realmente era ella, una niña, no una señorita. Desde el primer momento conté con el apoyo de mi marido y empecé a dibujar como siempre quise que fueran los vestidos en los que soñaba ver a mi hija, realmente ella es mi mayor inspiración” cuenta.

PUBLICIDAD

Inspirado en las niñas

Fátima Sosa comenta que el nombre “Ella” que escogió para su emprendimiento tiene un significado muy importante, pues para la joven madre cada niña es única.

“Con ELLA me inspiro en las niñas tiernas pero valientes, fuertes e independientes, que puedan ser ¡ELLAS! mismas usando vestidos clásicos que les brinden libertad y comodidad sin perder ese toque femenino y delicado”.

Mano de obra paraguaya

PUBLICIDAD

La emprendedora manifiesta que para la confección de los vestidos cuenta con la ayuda de una costurera profesional de nombre Juana, quien también perdió bastante trabajo a raíz de la pandemia. La señora Juana es paraguaya y realiza hermosas terminaciones. Los vestidos están pensados para niñas de uno a doce años de edad.

“Todos los diseños son míos, los colores y telas los elijo con mucho cuidado para lanzar una colección de otoño e invierno, todos los vestidos son de corte clásico, siempre pensados para cuidar a nuestras niñas”.

En las redes sociales

Los vestidos pueden encontrarse en la tienda online del Instagram @ella_kidstienda o en el Facebook cómo @Fátima sosa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD