Apasionada, alegre y positiva

A un año de haber recibido el premio a la mejor actriz por su participación en la película Felices los que lloran, Claudia Scavone vuelve a la pantalla grande, esta vez, con El Supremo manuscrito, una coproducción paraguayo-argentino-mexicana que ya está en las principales salas de cine del país.

Apasionada, alegre y positiva
Apasionada, alegre y positivaGENTILEZA

La película encarna a la fiscal Amalia, un thriller que gira en torno al inesperado robo del texto original de Yo el Supremo, del renombrado escritor paraguayo Augusto Roa Bastos. El largometraje se desarrolló mayormente en la ciudad de Encarnación, con algunas tomas en Asunción y otras en París.

Claudia dice haber trabajado con excelentes actores y actrices, además de técnicos de varios países, entre ellos, Andrea Quattrocchi, Fernando Abadie, Javier Enciso, Katia Acosta, Sandra Guillén, Nathan Haase, Luis Aguirre y Sarly López, además de las intervenciones especiales de Rafael Alfaro, Santiago Mitre, Eduardo Burlé, de Chile; y Riccardo Dalmacci, de México.

¿Cómo viviste el proceso de grabación? “Todo rodaje tiene sus encantos, sus nervios, sus vivencias particulares. En este caso, fue hermoso rodar en Encarnación. Si bien hay otras locaciones, incluso en Francia, la historia transcurre en Encarnación, en muchos momentos en ambientes naturales, entre los que se destaca la costanera, que hoy ya es una referencia emblemática de la ciudad”, explica Claudia.

PUBLICIDAD

Dado que su papel es el de una singular fiscal, tuvo que movilizarse en vehículos originales de la policía que eran conducidos por auténticos policías. “Así que aproveché para hablar mucho con ellos, y puedo decirte que hasta me ayudaron a enriquecer mi personaje, a darle el matiz natural del mismo”, afirma.

La actriz comenta también que la relación con el director y el equipo fue excelente. “Tanto con Jorge como con Michael, la relación fue excelente. Jorge tenía muy claro al personaje y sabía cómo pedirlo, y si bien estuvimos mucho en contacto con Michael, fue Jorge quien antes de comenzar a rodar ya nos había dado los lineamientos de los personajes, dejándonos bien claro lo que esperaba de cada uno de ellos. Y lo lindo de Jorge es que, si bien por un lado tiene muy claro lo que quiere, también te deja aportar propuestas, sugerencias, participar en la elaboración tanto desde adentro del personaje como en su interacción. Y Michael se sumó a este criterio dando su propia mirada. Realmente, fue un gusto trabajar con ambos”.

En cuanto a los técnicos, cuenta que con el director de fotografía, el argentino Iñaki Echeberría, ya había trabajado en la serie argentina Mata salvaje. “Ya había mucha camaradería. Y también con los otros productores y técnicos argentinos, con muchos de los cuales ya había trabajado”.

PUBLICIDAD

Para Claudia, lo más destacable es haber trabajado junto con argentinos, chilenos, mexicanos, lo cual significa intercambiar costumbres, experiencias distintas. “Todo eso se traduce en aprendizaje, incorporación de nuevas experiencias enriquecedoras y muchas horas de rodaje superentretenidas”, admite.

¿Cómo llegó el proyecto a ella? El director Jorge Díaz de Bedoya ya le había propuesto algunos papeles en películas anteriores suyas que, por una razón u otra, no pudo asumir. “Fue luego de ver mi actuación en Felices los que lloran, el filme por el que recibí el premio a mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de Los Ángeles (Los Ángeles Reel Film Festival), de Estados Unidos, que decidió volver a convocarme, en este caso, para El Supremo manuscrito”, rememora.

“De entrada” le encantó el personaje, pero luego hubo un montón de cambios, hasta derivar un mes antes del rodaje en esta fiscal final con la que le costó muchísimo congeniar, ya que es la suma de todos los antivalores que ella detesta. “Un principio de la actuación es amar al personaje. A este, en un principio, me costaba quererlo. Pero justamente el director aprovechó esto, y así logramos darle vida a la fiscal Amalia. Un personaje que exigió mucho trabajo de campo, viendo cómo actúan cotidianamente los fiscales, cómo se mueven, cómo hablan. También tuve que investigar profundamente la siquis del personaje, para comprender las motivaciones que le llevaban a actuar de esa manera... Una de las razones para aceptar el papel fue mostrar la corrupción cotidiana que nos rodea y que, en algún momento, deberemos erradicar. Ojalá este testimonio sirva para que cada vez seamos más los que sumemos nuestros esfuerzos para erradicar este mal endémico de nuestra sociedad”.

Claudia comenzó a actuar desde niña. “Seguí en la adolescencia en Estados Unidos en mi época de colegiala, continué capacitándome tanto como pude, y sigo haciéndolo, porque una nunca termina de aprender. Podría decirte que la actuación representa una gran parte de mi vida y que convive con mi rol de esposa, madre, empresaria... Pero, por sobre todo, la actuación es un permanente desafío y algo que amo con absoluta pasión”.

¿Por qué ir a ver El Supremo manuscrito? Claudia te dice: “No sé si empezar con que deben apoyar el cine nacional o porque es una película muy entretenida. El cine nacional está asumiendo muchos desafíos, entre ellos, transitar el camino del cine entretenimiento, del thriller, de la comedia... El Supremo manuscrito se ha posicionado como la segunda película más vista en la semana de su estreno. Eso significa, de alguna manera, que la gente ha apostado a esta nueva propuesta y el veredicto ha sido positivo. Además de ser una de las primeras películas de suspenso del Paraguay (me parece que es la primera), tiene una excelente fotografía, la música es buenísima, realza la figura de Augusto Roa Bastos, ya que si bien no tiene un vínculo argumental directo, hace muchas referencias a nuestro Premio Cervantes. Cuenta, además, con un gran elenco, integrado por excelentes figuras nacionales y extranjeras. Sorprende al mostrar algunos de los tesoros artísticos nacionales. No sé... Son tantas las cosas interesantes que muestra la película que me es muy difícil señalar solo algunas. Así que simplifico diciendo que vayan, que se van a encontrar con una muy buena película, muy entretenida, y que no se van a arrepentir”.

Se siente muy agradecida ya que su actuación trascendió fronteras, recibió propuestas para participar de un proyecto en el extranjero. “Ojalá que salga”, exclama. ¡Ojalá!

ndure@abc.com.py • Fotos Gentileza.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD