Kirie, el arte de cortar papel

El papel cortado es el insumo principal del kirie, una técnica ancestral japonesa que demanda mucha concentración y precisión. En el 2015, Izumi Tachikawa arribó al país y desde entonces difunde este arte.

Kirie, el arte de cortar papel
Kirie, el arte de cortar papelARCENIO ACUÑA

Un cúter, un par de tijeras, una tabla de goma, lápices de colores, papel blanco y vegetal, cartulinas, un pedazo de cartón y otros elementos bastan para aplicar el kirie, una antigua técnica japonesa que permite convertir piezas de papel en obras de arte. Así lo explica la artista Izumi Tachikawa (28), quien despliega este talento desde muy joven.

Izumi nació en Niigata, la ciudad de mayor superficie en la costa del mar de la Prefectura de Niigata de la región Hokuriku de Japón. Su interés por la pintura data desde la infancia, etapa en que empezó a jugar con los colores y a armar pequeños cuadros con las herramientas que entonces tenía.

Al terminar el bachillerato, alentada por su madre, realizó el cursillo de admisión de una academia de artes en su país natal. Tenía la esperanza de ingresar y derribar los prejuicios que algunos de sus allegados tenían sobre el arte. “Mi padre se opuso inicialmente a que siguiera la carrera de educación artística y diseño. Le expliqué el alcance que tiene en la sociedad y así logré presentarme al examen”, rememora.

Ya en la academia, indagó sobre el kirie () y halló una atípica y llamativa manera de expresar las ideas y emociones mediante el calado en papel. En la antigüedad, esta técnica era empleada en determinados rituales religiosos en Japón, que daban un sentido especial a los trozos de papel.

El procedimiento para hacer kirie tiene los siguientes pasos: “Primero se cortan la base de papel y el boceto con un cúter. Luego se marcan las formas de cada pieza con papel vegetal. Este último se debe colocar sobre un papel de colores y recortar las partes de la imagen. Posteriormente, se unen los cortes de varios colores con pegamento y se analiza qué tipo de fondo le irá mejor. Para las obras tridimensionales, las cartulinas se ponen encima de un cartón fino”, explica Izumi.

En el kirie (que significa imagen cortada), la tranquilidad, el buen pulso y el ingenio son claves a la hora de plasmar la idea central y lograr la composición de la imagen. Es por ello que la terminación puede tardar hasta dos semanas dependiendo del diseño, el tamaño y la trama que implique. “Particularmente escucho música cuando empiezo a crear. Hay que tener la mayor precisión posible con el cúter”, indica.

Tierra guaraní

La joven artista pisó suelo paraguayo en el 2015 y su estadía se debe a un proyecto laboral que su esposo, Kosetsu Tachikawa, se encuentra realizando en el país. Desde que llegó, Izumi se mostró sorprendida por la riqueza natural existente, la amabilidad y la hospitalidad de la gente. Aquí encontró una fuente de inspiración para los trabajos que desarrolla en su pequeño atelier ubicado en la zona norte de Fernando de la Mora.

Su habilidad en este campo le permitió crear hasta el momento 90 obras que tienen como base el kirie y su siguiente desafío es escribir un libro sobre esta técnica japonesa.

La artista también participó en la colección de prendas de vestir de la diseñadora Lara Cristaldo, para quien elaboró estampas con el kirie, que fueron selladas en varios vestidos y pudieron apreciarse en la última edición del Asunción Fashion Week 2019. “Fue una experiencia muy valiosa y gratificante”, relata.

En los últimos años, Izumi participó de varias exposiciones artísticas y fue instructora de kirie en algunas escuelas de Asunción. Para ella, esta técnica tiene un efecto multiplicador porque ayuda a fortalecer las destrezas motoras y, por ende, le gustaría que este tipo de arte tenga mayor promoción en los diferentes rincones del país.

Seguidora de Risa Fukui, conocida internacionalmente por sus gráficos a partir de recortes de papel, Izumi proyecta crear más cuadros en kirie que reflejen las costumbres paraguayas, escribir un libro y perfeccionar el aprendizaje del castellano. Así, su obra en Paraguay estaría completa.

emilse.rolon@abc.com.py • Fotos ABC Color/Arcenio Acuña.