La canasta mecánica

¿SIGUE LA MÚSICA? - El Ja’umina Fest musical en San Bernardino se convirtió en caos mortal la noche del último domingo de enero. Hombres armados abrieron fuego, mataron a dos personas e hiriendo a otras cinco.

La canasta mecánica
La canasta mecánicaArchivo, ABC Color

La joven influencer Cristina “Vita” Aranda recibió uno de los impactos que terminó con su vida; esto generó el dolor y la indignación de sus seguidores y gran parte de la ciudadanía que expresaron su malestar a través de las redes. Aparentemente fue un enfrentamiento por cuentas no pagadas entre distribuidores de drogas. De acuerdo a las investigaciones de la policía, Marcos Rojas Mora, abatido por ocho tiros que causaron su muerte, había recibido en los últimos días mensajes de reclamos por cuenta no pagada y amenazas de muerte, a través de su teléfono celular. Según fuentes policiales, Rojas Mora se surtía (a consignación) de la droga en y distribuía entre vendedores minoristas.

¿Cómo es que se permitió el ingreso de armas y vendedores de droga en el Anfiteatro José Asunción Flores? ¿De qué manera ingresaron los mismos? ¿Qué pasó con el sistema de seguridad del festival? La información dice que la empresa organizadora, Gpro5, contrató servicios de seguridad privada y no solicitó la presencia policial en el interior del anfiteatro. Las fuerzas de seguridad policial se mantuvieron en las afueras del predio, y tampoco hicieron mucho para prevenir la inseguridad, ya que abundaron los vehículos mal estacionados que impidieron el acceso al lugar del hecho, para la pronta ayuda, de ambulancias, bomberos y refuerzos policiales.

¿Por qué no se convocó a la policía para reforzar la seguridad dentro de las instalaciones del anfiteatro? Se sabe que la policía está mejor preparada para ofrecer seguridad a la multitud que asistió al recital. ¿Falta de previsión? Un error fatal.

Aquí también salta a la vista la ignorancia cívica y la falta de respeto al orden de la gente que, en forma prepotente y cómoda, estaciona su vehículo en cualquier parte y de cualquier manera. Si no respetamos la ley, no estamos en condiciones de exigir que la ley se respete.

Ahora aparecen datos de que uno de los heridos, tenía orden de captura internacional, y que dos funcionarios del departamento informático de la Policía, habían manipulado la ficha de detención de extradición de José Luis Bogado Quevedo. Por lo tanto, Bogado Quevedo podía desplazarse campantemente por todo nuestro país como si fuera un próspero empresario. Ambos policías de informática alteraron veintisiete veces los datos de la ficha del presunto narco. Estos policías informáticos están siendo sumariados. La policía está infectada por la corrupción mafiosa.

Las naciones más ricas del mundo invirtieron cantidades de años y dinero en el seguimiento y la captura de narcotraficantes, distribuidores y consumidores, destruyeron cultivos y confiscaron envíos. Sin embargo, el comercio mundial de drogas ilícitas sigue prosperando, sin que parezca que vaya a disminuir el consumo, a pesar de décadas de prohibición. ¿Cuál podría ser la solución? ¿Despenalización? ¿Tratamiento del consumo como cuestión de salud? Mientras tanto ¿sigue la música?

carlafabri@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.