Libros para descubrir un tesoro

A partir de la formación de una federación de padres de niños con alguna condición genética diferente, con el objetivo de lograr la inclusión a través de la información y educación, surgió la idea de realizar una serie de acciones; entre ellas lanzar Descubro un tesoro. Se trata de una colección de libros cuyos protagonistas cuentan lo mucho que tienen en común a pesar de sus diferencias.

Colección de libros Descubro un tesoro.
Colección de libros Descubro un tesoro.gentile

A principios de diciembre de 2021, los padres de niños con una condición genética diferente organizados en seis asociaciones de la sociedad civil se unieron para conformar la Federación Juntos por la Inclusión. Educación, información, empatía y entendimiento sobre las distintas realidades que viven los niños con condiciones genéticas, para promover acciones en conjunto que los ayuden a fomentar la comprensión y lograr una sociedad más inclusiva, son los principales ejes de la tarea.

La federación se encuentra conformada por la Asociación Síndrome de Williams Paraguay, Esperanza para el Autismo, Fundación Down Paraguay, Fundación Paraguaya de Celiacos (Fupacel), Fundación Teletón, TEA Py. El primer trabajo conjunto es la serie de libros inclusivos Descubro un tesoro.

La colección, compuesta por seis cuentos impresos y animados, es una creación enteramente realizada en Paraguay, bajo la coordinación de la Federación Juntos por la Inclusión. Los textos fueron escritos por Verónica Abente e ilustrados por Belén Díaz de Bedoya. “Los libros fueron creados con el propósito de ingresar en las aulas y familias de niños del Paraguay para educar en valores de respeto y solidaridad afectiva evidenciando cómo las diferencias pueden ser enriquecedoras y positivas en todas las esferas de la vida”, señala Abente.

Amigos que se encuentran

Cuenta que ya tenían el libro del Síndrome de Williams y al crearse la federación decidieron juntarlos, realizar un gran lanzamiento y presentar los personajes como amigos. “Yo ya tenía la historia de Pedro, que es celiaco; Rosa, diabética, y Lara, quien tiene parálisis cerebral, y propuse hacer una combinación de libros, de amigos, que entre ellos tienen muchas cosas en común. Rescatamos los valores de cada uno, las fortalezas y características de cada uno”, comenta.

Resalta que fue fantástico hacerlo porque algunos de ellos comparten ciertas características. “Los personajes cuentan por qué a veces actúan de cierta manera para que la gente conozca las características de su condición y les comprenda; por ejemplo, por qué Rosa a veces está irritable. Y se debe a que los niveles en su sangre están bajos y necesita azúcar, porque tiene diabetes. O Fidel, cuando se encierra en su mundo, es porque le molestan los ruidos fuertes, tiene hipersensibilidad sonora. Y, generalmente, somos los adultos los que decimos que es un chico malcriado y revoltoso”, explica.

Agrega que los adultos queremos encontrarle una explicación a algo que no tiene. Los personajes no hablan de discriminación, sino de comprensión: “A partir de ahí tendríamos una sociedad que, al estar informada, juzga menos y es más abierta. De ahí la importancia del libro”.

La obra puede cambiar la mirada, ya que muchísimos niños que tienen estas condiciones se sienten sumamente importantes ahora, porque ellos son los protagonistas. Ya no son los niños que tienen buenas notas”.

Cápsulas para maestros

Asimismo, surgió un proyecto de capacitación que se está llevando a cabo para uno de sus principales ejes de inclusión en nuestra sociedad, que es la educación. “Consiste en filmaciones de cápsulas para los maestros, tanto de escuelas públicas como privadas, que estarán disponibles de forma online, y se presentarán en las distintas plataformas de la Dirección de Educación Inclusiva del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), donde la licenciada Diana Acuña presentará en 10 módulos explicativos cómo llevar a cabo una educación inclusiva, para todos los niños por igual, sin distinción por ninguna condición”.

Asimismo, como no todos pueden acceder a los libros, decidieron hacer animaciones de esos textos impresos. “No es la misma historia cien por ciento, pero es muy similar, y se pasa por el canal de YouTube”, detalla. Abente destaca que las obras inspiran la empatía y el amor hacia los demás. Para su elaboración, participaron distintos profesionales de la salud, así como asociaciones de padres afines, artistas y profesionales de diferentes rubros, al igual que niños y familiares de personas con discapacidad.

“Los cuentos pretenden abrir una mirada integradora y lograr una sociedad más abierta. Todos son niños, conviven en la misma sociedad y comparten una cultura. Todos tienen tesoros y merecen más oportunidades. Pero para lograrlo, debemos informar y educar a la gente en general, porque muchas veces nos preocupamos solo de lo que nos toca y aquí queremos hablar de todos”, resaltó.

Más info: (0981) 522-228.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.