CITAS & HECHOS

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2Y4BCYS63RAS3D7KVP3Y4RT6EA.jpg

Paul Valéry 

(1871-1945) Escritor francés.

“Lo que ha sido creído por todos siempre y en todas partes tiene todas las posibilidades de ser falso”.

PUBLICIDAD

Miguel de Cervantes 

(1547-1616) Escritor español.

“La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde”.

Orson Welles 

(1915-1985) Director de cine estadounidense.

“La falsedad es tan antigua como el árbol del Edén”.

Voltaire 

(1694-1778) Filósofo y escritor francés.

“Las falsedades no solo se oponen a la verdad, sino que a menudo se contradicen entre sí”.

Origen del carnaval

El carnaval es una celebración popular que se realiza inmediatamente antes de la cuaresma cristiana (que se inicia con el Miércoles de Ceniza), y que tiene fecha variable (entre febrero y marzo según el año). El carnaval combina elementos, tales como disfraces, grupos que cantan coplas, desfiles y fiestas en la calle. En sus inicios, probablemente con un cierto sentido del pudor propio de la religión, el carnaval era un desfile en que los participantes vestían disfraces y usaban máscaras. El origen de esta fiesta parece encontrarse en las fiestas paganas, como las que se llevaban a cabo para honrar a Baco, el dios romano del vino. 

A comienzos de la Edad Media, en una época de gran expansión del cristianismo, la Iglesia católica propuso un término para el carnaval: carnem-levare (o abandonar la carne) y, posteriormente, surgiría carnevale, una palabra latina que significa ‘adiós a la carne’, en referencia a la despedida de comer carne y llevar una vida licenciosa durante los 40 días de la Cuaresma. De hecho, el último día de carnaval se celebraba un banquete por todo lo alto justo antes de comenzar el tradicional ayuno de la Cuaresma que, para los cristianos, es un periodo de penitencia y purificación. En la Edad Media, el carnaval abanderaba así el paganismo, pues se celebraban bailes, comilonas y desfiles en los que los ciudadanos se ocultaban tras máscaras y disfraces, a la vez que realizaban todo tipo de excesos. Casi todo estaba permitido, de ahí el empleo de máscaras para salvaguardar el anonimato. Con el paso del tiempo, esta fiesta pagana ha ido evolucionando y transformándose en la fiesta popular de carácter lúdico de hoy día.

(*) Fuentes: https://www.muyhistoria.es - https://www.diariocritico.com/ - http://proverbia.net

Recopilación:  mpalacios@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD