El Quijote en la era de la tecnociencia

Según el director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, el español se encuentra en su mejor momento, incentivado, incluso por las nuevas tecnologías de la información. El académico, quien estuvo de visita brevemente por Asunción, indicó que el bilingüismo paraguayo es el más interesante de América.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XQT25SZTVBGZ3CE4MPEGD2J7XM.jpg

Blecua, filólogo y director de la RAE desde 2010, viajó al Paraguay para presentar la 23.a edición del diccionario de la Real Academia, que tiene unas 93.111 entradas, entre ellas más de 19.000 americanismos, entre las que se encuentran palabras utilizadas comúnmente en el país. Según datos del Instituto Cervantes, unos 500 millones de personas hablan español en el mundo y estima que el 7,5 % de la población mundial será hispanohablante para el 2030. Para el 2050, Estados Unidos desbancará a todos los países iberoamericanos y se convertirá en la primera nación con mayor número de hablantes de la lengua del Quijote.

-¿Cómo se encuentra hoy la lengua del Quijote?

-En un momento favorable en cuanto a la dimensión internacional que tiene, al volumen demográfico que posee en estos momentos. Creció muchísimo. Alrededor de 52 millones de personas hablan español en los Estados Unidos, desde este punto de vista son todos valores positivos.

-¿No ser una lengua bien posicionada de ciencia y tecnología podría contar como valor negativo?

-Sí, en este aspecto se encuentra en una posición mucho más débil, ya que los países hispanohablantes no tenemos una ciencia completa en nuestra propia lengua, sino que dependemos del inglés. Es una valoración simplista, pero el español tiene un futuro, con una enseñanza sólida, incluso para los extranjeros que la opten como segundo idioma.

-El español también representa un mercado importante, en materia económica.

-Claro, ya se puede imaginar. Materias primas, máquinas y herramientas para vender, hay de todo para ofrecer desde Iberoamérica.

-¿Se adapta el español a los cambios globales?

-Sí, la ciencia y la técnica progresan a ritmos agigantados, por lo que el español no puede quedar relegado. Hoy dependemos de una computadora, de una tableta, de un aparato de video, todo contribuye a que estamos viviendo una realidad muy distinta a la de hace 10 años. Esa realidad tiene objetos, conceptos y relaciones que suelen tener nombres en inglés.

-¿Compite el español con la lengua de Shakespeare?

-No, no hay una competencia directa. Solo se produce una relación de préstamos en algunos terrenos léxicos muy concretos, como en la técnica, en la ciencia. Pero esto no se da, por ejemplo, en la literatura. Hay dimensiones de la lengua que son cerradas al préstamo.

-¿Cómo ve la Real Academia las palabras que surgen de las nuevas generaciones?

-Cada día, las diversas academias de la lengua son flexibles al momento de registrar los elementos que tienen uso cotidiano, una alta frecuencia, dispersión conocida y unas propiedades estadísticas de vigencia. Además, se combinan con otras marcas. Las nuevas palabras suelen ser resultados de nuevos conceptos en los usos coloquiales.

-¿Sigue aportando mucho América Latina a la lengua española? ¿Los americanismos ayudan a entender todo el espectro del idioma?

-El americanismo es constitutivo de la lengua española porque solo el 8 % es no americanismo. El porcentaje de hablantes y la dimensión de una realidad, una naturaleza exuberante y distinta, producen nuevos elementos. Hay variación en la lengua gracias a ello. El americanismo es fundamental para nuestro idioma. Usted no puede entender a Carlos Fuentes si ignora el americanismo.

-La Real Academia, ¿tiene la misión de direccionar la lengua o se da a la inversa?

-Es a la inversa. Hace ya varios años lo dijo don Fernando Lázaro, cuando fue director de la RAE, que la Academia no es más que notaria de la lengua. Las academias solo son notarias de la lengua, describen un uso que recogen previamente.

-¿Y qué puede decir de las críticas que apuntan a que la RAE se comporta como rectora estricta del español?

-La RAE no se comporta así. Es injusta esa apreciación, porque se da todo lo contrario.

-¿Cómo ve la actuación de la Academia Paraguaya de la Lengua Española?

-La veo con mucho trabajo y constancia. Hay decenas de términos paraguayos en el nuevo diccionario y eso es posible gracias al trabajo de la Academia de aquí. Me he reunido con las ministras de Educación, de Cultura y de Políticas Lingüísticas de Paraguay y veo que tienen un compromiso con el idioma.

-¿Qué posición tiene con respecto al bilingüismo presente en Paraguay?

-Es uno de los casos más interesantes en América. Es verdad que hay otras regiones del continente donde también se presenta el mismo escenario, como el caso maya, pero creo que con el guaraní la lengua se vive de manera normal. En Paraguay existe un bilingüismo fluido, está presente en la sociedad. Es el más interesante por todo lo que tiene. Nunca representó un retroceso para el español o la inversa. Yo recordaba recientemente a Antonio Tovar, quien era un filólogo experto en lenguas americanas. Él decía que “las lenguas conviven, los que no conviven perfectamente son los hablantes”. Tienen una capacidad de convivencia extraordinaria.

-¿Considera que se hizo justicia a la lengua al otorgarle el Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa en 2010, 20 años del último nobel para el español?

-Es extraordinario el trabajo de Vargas Llosa, es una figura de una dimensión muy interesante. Se destaca no solo como escritor, sino también como conferencista, profesor e investigador. Conoce muy bien la literatura francesa y catalana. Es un hombre cultísimo. Tiene unas dimensiones humanas excelentes. Sí, se hizo justicia con la lengua.

-¿El español está ganando mucho más terreno en los últimos años?

-Sí, porque han variado las condiciones y la estimación de la sociedad sobre las lenguas. El español se ha pasado de ser un idioma de gente inmigrante o del tercer mundo hasta convertirse en una lengua poderosa. En Miami ponen anuncios en español o en Washington hacen campañas de reclutamiento en nuestro idioma. Hay alcaldes que aprenden español en los Estados Unidos, hoy la comunidad hispana es importante y recibe la atención que merece.

-¿El uso de las tecnologías de la información y comunicación ayudan a posicionar al español?

-Sí, enormemente. Las TICs son excelentes para nuestra cultura. El mes pasado, la página de la RAE tuvo 46 millones de consultas, esto seguro con el papel no se daba nunca. Estamos desarrollando aplicaciones en los celulares. Hubo un día en que se bajó 3000 veces nuestra aplicación, por lo que nos resulta beneficioso apostar por las TICs. Internet nos ha permitido difundir nuestras obras. Esto es un ensueño. Si no se hicieran estas cosas sería muy difícil que el español progresara. No solo se trata del acceso y la rapidez, sino que también esto permite la investigación y difusión, de manera sólida y segura.

-¿La lengua permanecerá por mucho tiempo, entonces?

-Sí, no hay dudas de eso.

 equintana@abc.com.py 

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.