Niemeyer, genio

Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho es el nombre del genio brasileño que revolucionó la arquitectura en su prolífica carrera internacional. El MON (Museo Oscar Niemeyer) de Curitiba, conocido también como el Museo de El Ojo, fascina desde su fachada hasta el último rincón interior.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YIKSK6BH7VG7BMQJT2VEIQGM2U.jpg

El MON tiene un acervo de 4000 piezas con obras de artistas del estado de Paraná (Brasil) e internacionales, como la de nuestro compatriota Carlos Colombino, cuya xilopintura se encuentra actualmente en exposición en una de las salas.

Este espacio dedicado a la exhibición de obras de diseño, artes visuales, urbanismo y arquitectura fue inaugurado en el 2002 y cuenta con un total de 12 salas de exposición, en las que anualmente se realizan alrededor de 20 muestras.

La superficie construida alcanza los 17.000 m2 y su peculiar diseño en forma de ojo gigante le ha valido el reconocimiento de uno de los museos más lindos del mundo.

PUBLICIDAD

Oscar Niemeyer (1907-2012) proyectó inicialmente la construcción de un conjunto edilicio en 1967 y fue inaugurado con el nombre de Edificio Presidente Humberto Castelo Blanco (1967).

En el 2001, las autoridades del estado de Paraná decidieron transformar una generosa área en museo y dejó de ser sede de las secretarías de Estado, para ser rebautizado con el nombre de Nuevo Museo y dedicar gran parte del edificio a la actividad museística. Así, el predio pasó por adaptaciones y ganó un anexo popularmente llamado El Ojo, por su peculiar arquitectura, según cuenta la página oficial del MON.

En cuanto a sus características específicas, el predio está distribuido en tres niveles (subsuelo, planta baja y primer piso), tiene un estilo moderno y fue estructurado a partir de líneas rectas.

La torre principal, también conocida como Ojo, tiene una sala de exposiciones a la cual se accede a través del segundo atractivo del complejo: un túnel de luz que se abre en el subsuelo y termina en la cima del ojo oscuro; signo evidente de la genialidad de este arquitecto brasileño.

Además, cuenta con un auditorio para 340 personas; la tienda MON, con recuerdos alusivos al centro, y el MON café.

Texto y fotos

Marta Escurra

mescurra@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD