Consideraciones en campaña sojera

Si bien, muchos productores de soja ya empezaron con las labores de siembra, existen recomendaciones que aun pueden considerarse para un eficiente manejo del suelo.

En campaña sojera, la buena semilla contribuye a elevar los rendimientos.
En campaña sojera, la buena semilla contribuye a elevar los rendimientos. ABC Rural

De acuerdo al Ing. Agr. Ken Morilla, especialista en suelos y asesor de instituciones públicas y privadas, el agricultor debe hacer ahora los ajustes, principalmente en materia de insumos. “La semilla, por ejemplo, debe ser de buena calidad”, enfatizó. Asimismo, debe insistir en la eficiencia de los productos que aplique en su parcela para crear las mejores condiciones. El punto de partida es un correcto diagnóstico del suelo, el uso de abonos verdes y la rotación de cultivos. “Una de las herramientas básicas es la interpretación de la situación de su finca para que sea más eficiente. La rotación de cultivos, implica rotación de productos químicos (herbicidas, insecticidas, fertilizantes y correctores de suelo)”, refirió Morilla.

Para los que iniciaron la siembra, considerar todas las recomendaciones de manejo y control de malezas; en cambio, los que poseen abonos verdes, requieren de una buena desecación. “No solo hacer un manejo químico sino también mecánico, por ejemplo, con el famoso rolado, de tal manera a que la planta de servicio (abono verde) cumpla con su cometido y redunde en el mejoramiento del suelo”, añadió el especialista. De acuerdo al ingeniero, el mejoramiento no es inmediato, sino más bien de mediano y largo plazo. Representa una inversión en el tiempo.

En el caso de los agricultores que realizarán una siembra tardía de la oleaginosa, pueden aprovechar los residuos del cultivo anterior para el encalado, sin la necesidad de remover el suelo. El carbonato de calcio con contenido de magnesio es altamente favorable debido a que existe un desequilibrio de este último elemento que, a su vez, juega un papel fundamental en la absorción de fósforo.

PUBLICIDAD

“Lo ideal es tratar de distribuir los riesgos”, explicó Morilla, en alusión a la planificación de las parcelas y el aprovechamientos de variedades de semillas tempraneras, medias y tardías. Añadió que es fundamental rotar la soja tempranera con un maíz zafriña de buena calidad y descartar en lo posible la práctica de soja sobre soja, porque no aporta mucho carbono al suelo y reduce la cantidad de rastrojo y materia orgánica.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD