Manejo integral de residuos

El Plan Nacional para la Gestión Integral de Residuos Peligrosos, que será aplicado por el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), tiene el objetivo general de reducir los riesgos para la salud humana y el ambiente.

Mediante una correcta gestión de los desechos será posible evitar daños al ambiente, los animales y las personas.
Mediante una correcta gestión de los desechos será posible evitar daños al ambiente, los animales y las personas.ABC Rural

Mediante esta iniciativa se busca fomentar la prevención y minimización de la generación de residuos, así como el fortalecimiento de las instituciones y sus mecanismos de vigilancia y reporte. Es un instrumento que contribuye al desarrollo sustentable del país, se desarrolla en el marco del proyecto “Asunción Ciudad Verde de las Américas - Vías a la Sustentabilidad”, liderado por el Mades e implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Este Plan se sustenta en el marco legal e institucional nacional, así como en el Plan Nacional de Desarrollo 2030.

El trabajo parte de la realización de un inventario nacional de residuos peligrosos a partir de fuentes secundarias y es complementado con un diagnóstico de la gestión actual, de manera a conocer cuál es la situación en cuanto a la generación de residuos peligrosos, qué pasa con ellos, cómo son gestionados, quiénes son los principales generadores y los principales tipos de residuos peligrosos generados en el país.

PUBLICIDAD

Los resultados obtenidos de este inventario se presentaron por sectores industriales y productivos, tipo de generador, área geográfica y corriente de residuos. Además, se identificaron los residuos críticos, aquellos que por su toxicidad, cantidad y disponibilidad generan mayor riesgo a la población y al ambiente, y se realizaron proyecciones a 2021 y 2025 en cuanto a la cantidad estimada.

Los datos preliminares que aún deben ser validados por la autoridad de aplicación (Mades) arrojan que la generación de residuos peligrosos en Paraguay es de 82.846 toneladas, incluyendo los Compuestos Orgánicos Persistentes (COPs) y mercurio. Los residuos principales son los generados en la producción de pinturas y solventes con 26.489 toneladas, seguido de la industria de curtiembres con 7.489 toneladas, los COPs con 7.480 toneladas y aceites lubricantes usados con 6.596 toneladas.

Como residuos críticos se tienen los que se generaron en mayor medida, entre ellos, el mercurio, aunque su generación no es significativa en comparación con otros residuos (15 toneladas) pero su toxicidad se considera crítica. Los residuos peligrosos se reparten en mayor proporción en los departamentos Central, Alto Paraná e Itapúa, con 24.519 toneladas, 9.489 toneladas y 7.061 toneladas, respectivamente.

ALCANCES DEL PLAN

La propuesta es contar con un primer documento de planeación para el Mades, para el manejo adecuado de residuos peligrosos, que incluye el diagnóstico y el primer inventario de generación nacional, así como una propuesta de nueve estrategias con sus líneas de acción y metas por cumplir en los próximos años. Las estrategias se exponen en el documento e incluyen desde aspectos legales hasta operativos.

Es necesario que Paraguay cuente con una herramienta como el Plan Nacional de Gestión de Residuos Peligrosos, que permita visualizar las acciones requeridas que, hasta ahora, no se habían abordado con la profundidad necesaria para cualquier país.

MANEJO DE RAEE

En lo que se refiere, por ejemplo, a residuos eléctricos y electrónicos (RAEEs), no solo en Paraguay sino en la mayor parte del mundo existe una carencia en cuanto a la logística de recolección y su manejo adecuado. Las empresas o personas en general buscan nada más recuperar las partes valiosas de los RAEEs, tales como los metales con alto valor como el cobre, aluminio y oro, pero se olvidan de que existen compuestos peligrosos, como los retardantes de flama contenidos en los plásticos y otras partes.

En cuanto a los residuos eléctricos y electrónicos, que varios de ellos son catalogados como peligrosos por las convenciones internacionales, estos deben ser recolectados y gestionados de acuerdo con normas y estándares que permitan la protección del medio y de la población. Lo mismo es el caso para otros residuos, que aun cuando no sean objeto de acuerdos ambientales multilaterales, como los compuestos orgánicos persistentes o el mercurio, son tóxicos. Entre ellos, los pesticidas de varios tipos (organoclorados), los residuos con metales pesados como podrían ser los residuos de algunas curtiembres que contienen Cromo.

PLÁSTICOS

Particularmente, me quisiera referir al plástico (que algunos pocos de ellos contienen sustancias tóxicas que son disruptores endocrinos, como el Bisfenol A y los Ftalatos, que se usan como aditivos en algunos plásticos que están en contacto con alimentos) pero más bien al uso indiscriminado que se ha dado en los últimos 30 o 40 años. Los plásticos están siendo considerados para ser incluidos también en la Convención de Basilea, para regular su intercambio entre países, ya que hasta los mismos científicos han dicho en años recientes que no es posible predecir el impacto (negativo) a la vida, en particular la marina, que ellos causan. Los plásticos que no se ven en el agua de mar no es porque se hayan destruido, solamente han cambiado de tamaño hasta micro o nanopartículas, pero siguen conservando su composición y efectos.

FALTA DE RELLENOS SANITARIOS

Respecto a rellenos de seguridad para residuos peligrosos y, considerando la cantidad de residuos peligrosos generados al año en el país, no hay suficiente capacidad a nivel de Paraguay.

El plan nacional abarca este tema a través de dos estrategias. La primera es la de fortalecer el marco de regulación ambiental, de las instituciones y los recursos humanos para la operación y vigilancia, desarrollando normas que definan las condiciones y especificaciones para la disposición final de residuos peligrosos en confinamientos controlados. La segunda es la estrategia de fortalecer la gestión y control de la disposición final y/o eliminación, para minimizar el impacto a la salud y al medio ambiente, consiguiendo o asignando inversiones para la creación de la infraestructura requerida en el país para satisfacer la demanda de eliminación, tratamiento y reciclado de residuos peligrosos.

(*) Especialista en gestión de residuos sólidos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD