El algodón sigue vivo en el Chaco

Mientras en la Región Oriental el algodón se cultiva menos, en la Región Occidental y específicamente en la zona de las colonias menonitas de Loma Plata, están llegando este año a las 5.000 hectáreas. El ingeniero agrónomo Matthew Giesbrecht del Servicio Agropecuario de la Cooperativa Chortitzer Limitada nos cuenta cómo están trabajando.

Imponente cosechadora y embolsadora de algodón adquirida por los productores del Chaco, para realizar sus trabajos apuntando siempre a una mayor producción con el uso de la tecnología en campo.
Imponente cosechadora y embolsadora de algodón adquirida por los productores del Chaco, para realizar sus trabajos apuntando siempre a una mayor producción con el uso de la tecnología en campo.Archivo, ABC Color

Desde el Servicio Agropecuario de la Cooperativa Chortitzer se viene trabajando en el asesoramiento a los productores de algodón por una parte, y por otra parte se tiene una línea de investigación que se basa netamente en el algodón donde se incluyen variedades, distanciamientos, regulaciones de crecimiento, fertilizaciones y otras técnicas agronómicas de manejo, que generan números y conocimientos las cuales se socializan mediante la extensión a los productores y así pueden ser aplicadas en el plantío.

Además, el algodón desde la llegada de nuestros abuelos siempre fue uno de los cultivos principales y como cooperativa seguimos con este rumbo.

Cantidad de hectáreas

PUBLICIDAD

Hoy en día se tienen 4.800 hectáreas sembradas con los asociados de la cooperativa, y se está con una buena expectativa para este año, ya que las condiciones climáticas vienen bien hasta el momento.

Actualmente ya se ha sembrado la totalidad del algodón, atendiendo a que nuestra ventana de siembra se cierra a fines de enero, por lo que en este momento se tienen cultivos ya establecidos en diferentes etapas de desarrollo, algunos en desarrollo vegetativo llegando a R1, otros en R2 entre comienzo de floración hasta una floración más avanzada. Las variedades que se plantan son aquellas basadas en el uso de biotecnología BGRR, NuOpal BGRR y la DP402 BGRR, a estas se suma la variedad Guazuncho 2000RR como refugio.

Zafra 2018/2019 complicada

PUBLICIDAD

La última zafra 2018/2019 fue bastante complicada, ya que se arrancó con una sequía que empezó entre noviembre y diciembre del 2018 y duró hasta marzo del 2019, que impidió la siembra de una significativa superficie en la ventana de siembra ideal. Después se sumó la lluvia excesiva que provocó un crecimiento excesivo de las plantas y una alta tasa de pudrición de los capullos afectando la cantidad y calidad de la fibra. Y al final vino una helada muy fuerte que liquidó las siembras tardías de marzo y algunas parcelas rebrotadas.

En promedio se cerró la última zafra entre 1.800 kilos a 2.000 kilos por hectárea de algodón en rama. Con estos rendimientos la mayoría de los productores pudieron cubrir sus costos pero se sabe también que con altas inversiones la producción puede llegar a las 3 toneladas por hectárea.

La media general oscila entre 2.500 a 2.800 kilos por hectárea, siempre con buen clima; pueden haber siempre parcelas que rinden más que 4.000 kilos por hectárea.

Un cultivo por año

En la parte agronómica, es importante destacar que el algodón es un cultivo muy técnico. Su ciclo de producción abarca aproximadamente entre 5 y 6 meses de acuerdo a la variedad, las condiciones climáticas y las condiciones del suelo. Como el algodón es un cultivo de mayor inversión, se tiene que hacer bien las cosas.

Esto incluye un buen manejo del barbecho químico y la siembra en la época ideal. Por lo general no se puede producir un cultivo de servicio después del algodón.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD