Procesamiento de la mandioca

Ing. Agr. Julio Caballero * La realidad nuestra nos dice que la mandioca fresca sigue siendo el principal mercado que tienen los productores, y esta situación sólo es posible modificarla mediante el procesamiento o desarrollo de nuevos productos. Este camino tiene etapas bien diferenciadas que se deben seguir para pretender el éxito comercial.

El potencial que tiene la mandioca para contribuir al desarrollo socioeconómico en las zonas rurales es alto, pero para ello es preciso combinar un sistema de producción sostenible, eficiente, de procesamiento o desarrollo de producto y mercados nuevos o mejorados.
Organizar emprendimientos que apunten al procesamiento debe ser con dimensiones apropiadas para los agricultores, partiendo de la base que la mayoría de estos productores trabajan en pequeña o mediana escala, tienen un acceso limitado a la tecnología de procesamiento y sus vínculos son frágiles con los mercados no tradicionales.
El desarrollo del producto puede definirse como la generación de ideas para obtener productos nuevos o mejorados, con perspectiva de éxito comercial.
El procesamiento de la mandioca requiere un alto nivel de dedicación, una amplia participación de los productores y una administración efectiva; hay que tener especial cuidado en el diseño de la estrategia organizacional, cuya meta principal es la administración de una empresa agroindustrial por organización de agricultores. Si es bien concebido y ejecutado, el emprendimiento debe contribuir al mejoramiento del nivel socioeconómico de las familias rurales.
Para alcanzar este objetivo, se necesita la participación activa de las instituciones de servicios que apoyan las actividades de generación de tecnología, extensión rural, capacitación y organización de agricultores, crédito, mercadeo y promoción de producto. Y mejor aún si se halla enmarcado en un proyecto de desarrollo comunitario.
Los proyectos facilitan la vinculación de la tecnología mejorada de producción con el desarrollo del producto, la organización de los productores mediante la participación de instituciones de servicios.


DERIVADOS DE LA MANDIOCA, ALMIDON Y HARINA
Estos derivados tienen múltiples usos como producto de panaderías, bases para preparar sopas, salsas, pastas alimenticias, fideos y embutidos textiles, papel, adhesivos, cartones, raíces de alimentación para animales; alcohol, glucosas, sorbitol, y otros; raíces frescas, congelado y envasado al vacío, parafinada, entre otros.


MERCADOS ALTERNATIVOS
Alimentos para humanos: consumidores urbanos y rurales; industrias alimentarias pequeñas (panaderías), y grandes, como industria del almidón.
Alimentos para animales: industria de balanceado para animales, empresa agroganadera basada en la utilización de raíces y follajes.

Mercado industrial: industria de producción de almidón, harina y almidón modificado; industrias de papel, textil, adhesivos, cartón, productos farmacéuticos, alcohol.
Los derivados de la mandioca son elaborados en una amplia gama de procesos y para cada uno de ellos suele haber diversas alternativas, como por ejemplo: el almidón puede extraerse normalmente con equipos rudimentarios o utilizando tecnología de avanzada en planta industrial totalmente automatizada. El tipo de tecnología que se emplee depende de varios factores tales como: escala de operación, inversión de capital, nivel de educación de los operarios, valor del producto, calidad del producto, costo y disponibilidad de materia prima, disponibilidad de servicios (agua, combustible, y electricidad) mano de obra, entre otros.
La mandioca sigue siendo el principal mercado que tienen los productores y sólo es posible modificar esta situación mediante el procesamiento o desarrollo de nuevos productos. Este camino tiene etapas bien diferenciadas que se deben seguir para pretender el éxito comercial, entre las que podemos señalar las siguientes:
-Identificación de la idea de un producto.
-Investigación.
-Fase piloto.
-Fase comercial.
Las ideas que podemos citar como alternativas son el almidón artesanal y el industrial.
El almidón del tipo artesanal es una alternativa válida para los comités o asociaciones de pequeños productores, con la utilización de tecnología con componentes mejorados en ciertas fases del proceso de extracción, y orientadas a satisfacer las demandas existentes en las chiperías y elaboración de platos típicos; en tanto que el almidón industrial es una opción para el nivel empresarial, considerando la tecnología utilizada, la cual es totalmente automatizada; la capacidad de procesamiento, el tamaño, la inversión que requiere el mercado a nivel nacional e internacional para diferentes usos industriales, y además de ser materia prima para la producción de almidones modificados.
La harina es otro de los derivados de la mandioca que presenta buena perspectiva para conseguir nuevos mercados, para su uso en la alimentación humana y de animales. Existen opciones tecnológicas para producirla a través de organizaciones de pequeños productores y a nivel empresarial.
Los potenciales mercados de este derivado son la industria de panificados, pastas, ingredientes para ración de balanceados para diferentes especies de animales como fuentes de energía, entre otros.


* Técnico Especialista MAG - DEAg
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD