Yvyra pytã

El yvyra pytã es una de las especies más abundantes de los bosques de la Región Oriental. Es tan común en la cuenca del río Paraná como en la cuenca de río Paraguay. Llega hasta el Chaco húmedo, en los departamentos de Presidente Hayes y Alto Paraguay. Forma parte del estrato superior de todos los tipos de bosques, tanto del alto como de los bajos y húmedos.

El yvyra pytã se adapta a suelos arcillosos, profundos y bien drenados, pero también a suelos algo húmedos en los campos naturales. Es una especie heliófita, que tiene una regeneración natural muy abundante. Se le considera como una especie pionera que invade todo terreno libre.

Es un árbol grande de hasta 40 metros de alto y de un DAP (Diámetro a la Altura de Pecho) de hasta 2 metros. El fuste es largo y cilíndrico y, a veces, algo tortuoso y torcido en zonas húmedas. El fuste comercial varía entre 8 y 15 metros. Las ramas, generalmente dos, son fuertes y ascendentes, que soportan una copa alta y aplanada.

Se le reconoce en el bosque por la corteza marrón, con desprendimiento de escamas gruesas y grietas longitudinales, además, por la flor abundante de color amarillo intenso. Es un árbol que resalta en el bosque.

Florece de setiembre a marzo, y fructifica de abril a setiembre.


MADERA

La madera del yvyra pytã es muy usada en construcción. Es dura y pesada, con 850 a 900 kilogramos por metro cúbico. Resistente, su veteado es muy parecido al cedro, pero no tan fino. Su color es rosado-rojizo, tornándose rojo a la intemperie. Es muy resistente bajo techo, pero no en ambientes húmedos. La madera no es muy estable y se encoge bastante en el proceso de secado de las tablas.

La madera se usa para vigas, tirantes, alfajías, tablas y tablones, machimbres, además para todo tipo de construcciones. Para elaborar marcos, puertas y ventanas se debe emplear madera seca y bien estacionada.


USO AGROFORESTAL

El yvyra pytã es una especie muy apta para sistemas agroforestales y silvopastoriles. Sirve como árbol de sombra en los potreros. Entre las plantaciones de cítricos, se planta yvyra pytã en algunas zonas, como estrato superior. Es una planta de óptimas cualidades melíferas. Se usa como árbol ornamental por la copa amplia y frondosa, y las flores amarillas en lugares abiertos.

Se conocen muchos datos acerca de su comportamiento silvicultural. Es una especie invasora de espacios libres, que se regenera masivamente. En chacras abandonadas, es común encontrar grupos de 600 ejemplares por hectárea.

En plantaciones a campo libre alcanza 3 metros de altura en el primer año.

Tiene ventajas de rebrotar vigorosamente de los tocones de árboles jóvenes.

La cosecha de semillas se debe hacer rápidamente, ya que cuando permanecen mucho tiempo en el árbol son atacadas por insectos. Las plantas pequeñas deben ser transplantadas lo antes posible desde el vivero al lugar definitivo.

Plantas en macetas con raíces ya enrolladas tienen muchas dificultades para crecer. El tamaño óptimo para el transplante es de 30 cm de altura.

El amplio sistema radicular requiere bolsas de un mínimo 15 por 18 cm.

Los sitios más apropiados para la reforestación son los campos libres, o los kokuere y bosques secundarios. El enriquecimiento de bosques nativos con esta especie no da buenos resultados.

Las plantaciones a campo abierto deben recibir poda de formación en los primeros años, para lograr fustes rectos y altos. Se recomienda una distancia de 3 x 3 metros para lograr una competencia lateral ideal, sin embargo esta distancia entre plantas requiere un raleo temprano. Para evitar el primer raleo a temprana edad, se puede plantar a distancias de 4 m x 4 m.

De acuerdo a los datos de crecimiento y el uso de su madera, el yvyra pytã debería ser una de las especies preferidas en los planes de reforestación.

Fuente: El Bosque nativo
del Paraguay, Brack - Weik
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.