Arte sacro tiene espacio interesante

El museo parroquial San Rafael de la ciudad de Itauguá guarda valiosas piezas de arte sacro de la época colonial. El interesante espacio fue creado por el doctor Mariano Celso Pedrozo, conocido formador del primer museo de imagenería sacra popular y nativa del interior.

El museo San Rafael está ubicado sobre la calle Francisco Caballero Álvarez entre Defensores del Chaco y teniente Esteban Martínez, al costado del templo parroquial.
El museo San Rafael está ubicado sobre la calle Francisco Caballero Álvarez entre Defensores del Chaco y teniente Esteban Martínez, al costado del templo parroquial.gentileza

El museo parroquial de arte colonial religioso y antropológico San Rafael nació con la idea de conservar todo el acervo cultural de la antigua iglesia colonial de

la misión franciscana y su patrimonio turístico de hace tres siglos. El despojo de las imágenes y otros objetos artísticos de la parroquia Virgen del Rosario como de antiguos pobladores motivó al doctor Mariano Celso Pedrozo a crear este interesante espacio en el año 1962.

La iniciativa comenzó con la recolección de objetos e imágenes sobre los inicios de la ciudad de Itauguá. Empezó a coleccionar en nombre de la parroquia todas las piezas que pudo rescatar y ponerlas bajo resguardo en una vivienda contigua a la iglesia para su exhibición a los visitantes y nuevos pobladores.

El museo tuvo su apertura al público en 1964, con el nombre de San Rafael debido a que la imagen de este santo es la más antigua de la iglesia de Itauguá, cuya construcción data del año 1.600 en la época franciscana, de acuerdo a los relatos históricos.

En el interior del museo existen tres sectores bien diferenciados

y en los cuales se puede apreciar la gran variedad de objetos e imágenes que fueron rescatadas con el transcurso de los años. En una de las secciones están San Rafael Arcángel, cuyas manos sostienen un pescado y un bastón; el Niño Salvador, talla y pintura colonial, niño parado y pintado con ojos de cristal; el Niño Jesús; el Reclinatorio y el Ángel de la Guarda.

También están un cuadro de la estampa antigua de una de las primeras imágenes de la Virgen de Caacupé; una alcancía en forma de angelito, que según los relatos antiguos movía la cabeza en señal de agradecimiento por la ofrenda recibida y un cuadro con la fotografía del fundador del museo.

En el segundo sector puede apreciarse el altar de la Virgen del Rosario, la imagen de San Francisco de Asís, el Cristo de la Resurrección; Santo Domingo de Guzmán, el Tabernáculo, entre otras piezas. En el tercera área del museo están las imágenes familiares en nichos coloniales.

El museo está cerrado al público desde la declaración de la pandemia por el covid-19 en marzo del 2020. No obstante, los encargados anunciaron que en los próximos días está prevista su rehabilitación para los visitantes.

Se está trabajando en el mejoramiento y reacondicionamiento de los diferentes sectores, según informaron.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.